Demanda de seguros aumenta en el país

30 de junio de 2012 - 00:00

Todo comienza con una llamada telefónica, un agente de seguros plantea al cliente una gama de beneficios a los cuales puede acceder si autoriza el débito de su cuenta bancaria o que se cargue a su tarjeta de crédito un valor mensual o anual por el cuidado de  personas y bienes.

A nivel nacional, según datos de la Superintendencia de Bancos, existen 46 empresas de seguros registradas y autorizadas en el país para ofertar sus servicios de manera directa, de la cuales, 26 están domiciliadas en Quito, 19 en Guayaquil y una en Cuenca. En el 2011, datos de la Superintendencia reflejaron que los seguros privados registraron $ 1.336,65 millones en primas netas pagadas.

Fernanda Erazo, asesora de créditos y seguros, informó que en la mayoría de los casos cuando las aseguradoras trabajan directamente con la banca los servicios que se ofertan son gratuitos para captar a los clientes; los beneficios son transversales y varían por montos, en especial todo cliente de la banca cuenta con un seguro de vida, mortuorio y de salud. 

Erazo añadió que tras un análisis se obtiene  el historial bancario de cada persona y se procede a ofertar un seguro, el 80% está destinado a personas (seguro de vida, salud, accidente, trabajo), en tanto que el 20% se refiere a cuidado o seguros de bienes (autos, casas, obras).

En Ecuador, según datos a septiembre del 2011 por parte de la Superintendencia,  el mayor número de seguros se proporciona para: asistencia médica, contra robo y el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat).

Parte de estos seguros son  vendidos a través de llamadas telefónicas. Es el caso del seguro T-Asiste, presentado a los clientes del Banco del Pichincha. Entre sus agentes de venta de seguros está Raúl Soria, quien promociona las facilidades de aceptar, pero no responde ante preguntas del cliente como ¿quién le proporcionó la base de datos para contactar a usuarios de la banca? o ¿cómo dejar sin efecto la adquisición de un seguro?

La venta de un seguro varía según la necesidad, añadió Erazo. Lo que hacen las aseguradoras es capacitar a los vendedores y lograr captar clientes; lo que no se explica es cuánto van a terminar pagando en un año, el ‘plus’ está en vender el producto mensual para que el monto parezca bajo.

En el caso de la empresa de Asistencia Especializada del Ecuador (GEA) promociona sus servicios a los clientes del Banco del Pacífico. Los servicios van desde seguros odontológicos, médicos, de enfermedades catastróficas y para  tercera edad, un mercado que la mayoría de seguros no cubre por tratarse de personas mayores de 65 años con más riesgos. Las coberturas van desde los $ 100 hasta $ 1 millón.

Los montos de débito varían según la ‘asistencia’, estos van desde los $ 2 hasta los $ 100, dependiendo del caso. La mayoría de asistencias que se promocionan no cubren el 100% de la eventualidad médica, del hogar, viajes, funeraria y demás, son porcentajes desde el 20% hasta el 80%, depende del incidente.

Los pronunciamientos respecto al control y nuevos lineamientos para el sector asegurador del país se impartirán entre el mes de julio y agosto, cuando culmine el análisis que realiza la Superintendencia a los vínculos de tendrían los bancos con empresas ajenas a esos negocios.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: