Casos de defraudación y lavado de activos se detectaron en acería china

- 09 de enero de 2019 - 00:00
Ma. Alejandra Muñoz (izq.), del Senae; Iván Granda, de la Presidencia, y Raúl Ledesma, Ministro de Trabajo.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

La empresa Xinlong S.A. habría incurrido en varios delitos fiscales y de precarización laboral. Autoridades del Gobierno solicitaron a la Fiscalía que la investigue también por testaferrismo. Fue clausurada en diciembre de 2018.

La acería china Xinlong S.A, que operaba en el cantón Milagro, habría incurrido en delitos de defraudación aduanera y tributaria, precarización laboral, lavado de activos, testaferrismo y contaminación ambiental.  

Este nuevo caso de corrupción fue denunciado este martes 8 de enero por los representantes del Ministerio de Trabajo, el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) y la Secretaría Particular de la Presidencia.

En un video, expuesto a los periodistas en el Gobierno Zonal de Guayaquil, se informaron los detalles del caso en el que estarían involucradas autoridades del régimen anterior, como Tomislav T., Jorge G. y Ricardo R.

Tomislav T., exgerente general de Telconet, dijo a este Diario que ni él ni sus empresas tienen algún tipo de relación con Xinlong S.A.

El viceministro de la Secretaría Particular de la Presidencia, Iván Granda, afirmó que cuentan con elementos de convicción para relacionar el caso con las personas antes mencionadas.

El Senae ya realizó una denuncia previa a la Fiscalía por lavado de activos y defraudación aduanera y tributaria.

Ahora el Gobierno solicita que se empiece la investigación por testaferrismo, señaló Granda. La fiscal de Lavados de Activos, Ivonne Proaño, dio trámite a la denuncia del Senae y se montó un operativo el 27 de diciembre de 2018. Posteriormente a esto, la empresa fue clausurada.

En sus instalaciones se encontró maquinaria de origen chino de alto costo, bodegas llenas de mercancía importada y contenedores de tráfico internacional, todo esto sin ningún soporte de adquisición. Además se hallaron ocultos en caletas $116.820 en efectivo.

María Alejandra Muñoz, directora del Senae, explicó que los equipos e insumos para la acería costaron $ 30 millones, pero reportó cero dólares de importación. Inició operaciones en  2014.

En 2017 se registró una adquisición internacional hecha por un accionista minoritario por $ 400.000 “cuando tenía su RUC suspendido”, indicó Muñoz.

Ese mismo año, una empresa minoritaria relacionada con Xinlong S.A exportó los mismos $ 400.000 bajo la partida arancelaria “exportación de medusas”. Sin embargo la compañía solo reportó pagos del impuesto a la renta (IR) por $ 7.000.

Las compras internas de la acería suman aproximadamente $ 300.000, pero solamente reportó pagos de entre $ 9 y $ 17 por IR desde 2014.

Las cuentas bancarias del accionista minoritario mueven alrededor de $ 8’000.000, aunque justificó $ 3’000.000.

El ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, denunció casos de precarización laboral en la firma asiática. Allí trabajaban más de 50 ciudadanos entre nacionales y extranjeros sin ningún tipo de regularización.

Laboraban hasta 12 horas diarias por $ 15. Se les cobraba también por los uniformes y se violaba el reglamento de salud y seguridad. “No había garantías en un trabajo tan complejo y riesgoso”, indicó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: