Carlos Marx Carrasco defiende su postura

06 de abril de 2011 - 00:00

En una carta enviada a los medios de comunicación, el director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Carlos Marx Carrasco, explicó que el presidente Rafael Correa le consultó en reiteradas ocasiones cuánto debería pagar de impuestos sobre los 600.000 dólares que recibió del Banco Pichincha.

Esta entidad financiera perdió un juicio que interpuso el Primer Mandatario por daño moral.

“La predisposición a pagar el impuesto que corresponda, reiterada por el economista Rafael Correa, no podía vulnerar sus propios derechos ni crear obligaciones inexistentes”, afirmó el funcionario en su misiva.

Pone como ejemplos las indemnizaciones que recibieron los familiares de los hermanos Restrepo y de Consuelo Benavides, víctimas de crímenes de Estado, que no fueron susceptibles de pago de tributos.

Esta actuación, señala el texto, está apegada a la ley. “Llama la atención la falta de ética intelectual de algunos ex altos funcionarios del SRI que hoy sostienen -sin rubor alguno- que la indemnización por daño moral sí causa impuesto a la renta”, manifestó el funcionario.

Marx Carrasco aseguró que si alguna vez un ciudadano tributó sobre la base del pago de una indemnización,  tiene el derecho de exigir al SRI la devolución respectiva.

El funcionario cita el artículo 2 de la Ley de Régimen Tributario que estipula que el impuesto a la renta se cobra de los ingresos originados por el trabajo o el capital. Por eso las indemnizaciones, en este caso la de Correa, no generan tributos, enfatizó   Marx Carrasco en el texto.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: