Bananeros se capacitan sobre el mal de Panamá

- 09 de julio de 2019 - 00:00
Foto: El Telégrafo

La plaga Fusarium Raza 4 Tropical se esparce con rapidez por tierra, agua y viento. En Ecuador no hay contagios. Autoridades toman algunas medidas.

Cien técnicos de la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) están en los sembríos de banano del país de forma permanente para controlar y capacitar a los agricultores.

El 3 de julio de este año 2019 llegó al país una alerta no oficial de la posible presencia en el continente del Fusarium Raza 4 Tropical (FOC R4T), también conocido como el mal de Panamá R4T. Una plaga que ataca los sembríos de banano.

Aunque este hongo no ha llegado a Ecuador, las autoridades reforzaron el plan de contingencia creado desde el año 2013 para evitar brotes en el país.

Se aumentaron las medidas de cuarentena en aeropuertos, fronteras y puertos. Por ejemplo, se fumigan los contenedores que vienen del extranjero y los pasajeros pasan por una manta de desinfección. También se restringió la importación de material genético y las siembras nuevas están suspendidas.

Los técnicos en territorio aumentarán. Además, en esta semana vendrán al país especialistas en seguridad agropecuaria para coordinar la aplicación del plan.

Esta plaga es agresiva y devastadora. Entra por las raíces de la planta, sube por el tallo y se aloja en toda la planta. Una vez que ingresa, el vegetal no sobrevive y no existe cura.

La plaga se transporta por tierra, agua, con el viento y por cosas que estuvieron en contacto directo.  

Esta enfermedad apareció por primera vez en Malasia e Indonesia, en 1989. En menos de 10 años se expandió a China y Australia. Llegó a Taiwán y Filipinas en 2003 y 2008, respectivamente. En 2017 a Israel.

Según Patricio Almeida, director ejecutivo de Agrocalidad, al ver este movimiento de la plaga, en 2014 se suspendieron las importaciones de material genético de banano desde Israel. “El hongo se esparce de manera muy rápida. Se puede transportar 100 kilómetros por año”, explica Almeida.

El funcionario aclara que Ecuador tiene los mejores laboratorios de la región para identificar la plaga. Es importante que los productores apliquen medidas de desinfección y alerten cualquier síntoma que observen en las plantas.

En el país hay 16.000 productores de musáceos, como el banano, en cerca de 300.000 hectáreas en seis provincias. Cerca del 17% de la población tiene alguna relación con esta industria. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: