La crisis turca impacta en Argentina

- 13 de agosto de 2018 - 14:22
Mauricio Macri enfrenta una nueva corrida cambiaria y, además, el riesgo país trepó a 723, el nivel máximo alcanzado durante su gestión.
Foto: Archivo/El Telégrafo

Sacudido por la crisis de la lira turca, los mercados financieros viven este lunes 13 de agosto un día de fuerte turbulencia en Argentina con un dólar que alcanzaba un nuevo récord histórico a 30,74 pesos, un alza del 3% en relación al viernes. En ese contexto, el ministerio de Hacienda decidió “discontinuar las ventas de dólares diarias hasta que las necesidades de pesos lo requieran nuevamente”. En concreto, se suspendió la subasta diaria de dólares para un mercado ávido de divisas.

“El Ministerio de Hacienda informa que en consideración a la posición de liquidez en pesos que ha acumulado, ha instruido al Banco Central de la República Argentina a discontinuar las ventas de dólares diarias hasta que las necesidades de pesos lo requieran nuevamente”, afirmó una nota oficial.

En tanto, el Banco Central activó un plan de emergencia para frenar la nueva corrida cambiaria y anunció la suba de la tasa de interés de referencia al 45% (estaba en 40%) y un programa que acelera la cancelación de las llamadas Lebac (Letras del Banco Central) que enfrentarán este martes un nuevo vencimiento.

Este endurecimiento de la política monetaria, mediante la suba en la tasa de interés, fue tomada "en respuesta a la coyuntura externa y el riesgo de que implique un nuevo impacto sobre la inflación doméstica", que este año llegará al 30%.

La decisión fue adoptada tras una reunión fuera de agenda del Comité de Política Monetaria (Copom), que resolvió la suba de las tasas por unanimidad y estableció que ese nivel no será disminuido "al menos hasta el mes de octubre".

La suspensión de la oferta de dólares sorprendió al mercado. El Banco Central había comenzado en junio a licitar cada día $ 100 millones, aunque en algunas jornadas extendió ese monto a $ 150 millones. Estos fondos formaban parte del primer giro de $ 7.500 millones hecho por el FMI en el marco de un paquete de ayudas por $ 50.000 millones.

Pero el 1 de agosto, el gobierno había reducido el monto diario a $ 75 millones y finalmente a $ 50 millones el viernes pasado. Según la versión oficial, la decisión obedece a "la posición de liquidez en pesos" que se ha acumulado en el mercado.

En la llamada City porteña las caras eran de preocupación. "El mercado arranca con la inercia compradora del viernes pasado, el tema de incertidumbre global y local permanece muy afianzado y estimula dolarización de portafolios", señaló el analista Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, citado por el diario Ambito Financiero.

En ese marco, el riesgo país, medido por JP Morgan, trepó este lunes 13 de agosto a 723 puntos, el nivel máximo alcanzado durante la gestión de Mauricio Macri.

"Se multiplican los inversores internacionales que siguen agresivamente reventando posiciones sobre aquellos emergentes de mayor liquidez, entre ellos justamente los títulos locales", dijo Gustavo Ber, economista de Estudio Ber. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: