$ 200 millones para compensar a campesinos

03 de junio de 2012 - 00:00

La Administración de Bogotá invertirá 200 millones de dólares en la economía campesina de la ecorregión central para compensar a los campesinos que van a ser afectados por el tratado de libre comercio -TLC- con Estados Unidos.

Así lo dio a conocer a El Telégrafo el secretario de Desarrollo Económico, Jorge Pulecio, quien indicó que el apoyo a los productores agrícolas se llevará a cabo mediante contratos con las alcaldías de la región, acuerdos con el Ministerio de Agricultura y las corporaciones de desarrollo regional.

Pulecio explicó que esta inversión se hace teniendo en cuenta que el sector agrícola podría ser uno de los más afectados con el TLC, sobre todo el rubro de la pequeña economía campesina.

“Los productores de leche y varios productos agrícolas de la región que abastecen a Bogotá pueden ser afectados y desplazados, en la medida que las importaciones de lactosueros, carnes (pollo, vísceras, res), maíz, arroz, sorgo, soya y trigo, van a llegar subsidiados y con tecnología de punta, incluyendo modificaciones genéticas, de allí que estemos haciendo una inversión tal alta para proteger el sector”, afirmó.

Un estudio de la Corporación Planeta Paz estima que con la entrada en vigencia del TLC de Estados Unidos, el ingreso de la economía campesina de la región caerá 12%.

El jefe de la cartera económica del distrito fue enfático al afirmar que una de las mayores preocupaciones para el Gobierno con la entrada del TLC es el tema del empleo y la calidad de este.

Si bien no hay estimativo de cuántos  puestos de trabajo se podrían perder, Pulecio dijo que la afectación podría darse en el mediano plazo y no de manera inmediata, dado que las importaciones van a progresar de forma gradual e inclusive selectiva.

“Nosotros, para compensar los costos en términos de empleo que vamos a tener con el TLC, vamos a fortalecer el mercado interno, la inversión productiva y la inversión en general en varios frentes: vivienda de interés social y prioritario, movilidad, colegios, escuelas y hospitales”, manifestó.

“Pero, además de infraestructura, la idea es inyectar recursos en la formación y capacitación de los trabajadores para que sean más competitivos y eficientes. Lo que pretendemos es que toda esta inversión sea generadora de empleo y de producción”, señaló el secretario.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: