Derecho a Réplica con respuesta de Redacción

Eber Arroyo defiende la compra de helicóptero

06 de junio de 2018 - 00:00

EL TELÉGRAFO cumple con publicar hoy los primeros 6 puntos, de 11, del pedido de réplica del comandante del Cuerpo de Bomberos de Quito, Eber Arroyo, con respecto a la entrevista y dos subtemas publicados el 31 de mayo en la página 5.

Pero destacamos que fue seguimiento al reportaje publicado el 28 de mayo, titulado: “8 presuntas irregularidades envuelven compra de helicóptero”, que cumplió con lo que estipula la Constitución y la Ley de Comunicación, respecto a la verificación, oportunidad, contextualización y contrastación. Se puso en escena a las voces implicadas, entre ellas, del mismo Arroyo.

A cada respuesta del Comandante de los Bomberos a la entrevista efectuada al experto Patricio Oña acompañamos unas respuestas de la Redacción:

Arroyo (1): “El titular se basa en una afirmación textual del Sr. Patricio Oña, a quien Diario El Telégrafo recurre y cita como supuesto experto para desarrollar su nota periodística. En ese sentido, la institución (Bomberos) considera que el titular de la nota periodística (“Helicóptero vendido a los bomberos no sirve”) es falso y tendencioso, ya que el helicóptero ha venido sirviendo a la comunidad durante más de un año, para el propósito que fue adquirido, sin presentar ningún inconveniente durante la ejecución de sus misiones. Adicionalmente, el aparato cuenta con el aval de la Dirección General de Aviación Civil y posee todos los certificados que garantizan su aeronavegabilidad. Por otra parte, la casa fabricante del helicóptero emite el “Rotorcraft Flight Manual”, en donde se evidencia que la aeronave cuenta con la capacidad técnica para operar en las condiciones de altura y temperatura del Distrito Metropolitano de Quito”.

Redacción: Sobre la experticia del capitán Patricio Oña, este Diario le solicitó la entrevista no solo porque trabajó de 2010 a 2016 en Aeromaster Airways y fue Director de Operaciones de esta empresa subsidiaria de la que vendió la nave a los Bomberos, sino porque se desempeñó como piloto e instructor de helicópteros del Ejército ecuatoriano de 1981 a 1997; fue piloto presidencial y piloto de rescate en el conflicto armado con el Perú.

Arroyo (2): En el primer párrafo de la nota se menciona: “La adquisición del helicóptero para el Cuerpo de Bomberos de Quito por $ 2.’000.000 tiene ocho observaciones y presuntas anomalías en su proceso de compra, establecidos por la Contraloría General, el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) y por expertos que conocen del tema”.

En ese sentido, el Cuerpo de Bomberos y sus funcionarios entregarán todos los documentos de descargo a la Contraloría, Fiscalía y todas las instituciones que así lo requieran, a fin de desvirtuar las observaciones notificadas. Adicionalmente aclaramos que el Sercop no ha realizado observaciones de control a los presupuestos referenciales, montos de adjudicación, características  técnicas o contrato suscrito en el proceso de adquisición del helicóptero.

Redacción: El informe de Contraloría es el que hace las observaciones al proceso precontractual, contractual, de ejecución y liquidación por la compra de la nave. Respecto al Sercop, su directora, Silvana Vallejo, afirmó que conocieron del proceso ocho meses después, cuando ya estaba adjudicado y firmado (tenemos grabaciones).

Arroyo (3): En el tercer párrafo de la nota se menciona: “A esto se suma que las empresas participantes del concurso internacional ofertaron la misma nave, una de las cuales está inactiva desde el 2014; que el helicóptero vendido ya estuvo operando en el país rentado por la subsidiaria de la empresa que vendió la nave un año antes de su entrega, pese a que no se la podía vender; que Sercop no conoció los términos del concurso y que los estudios de mercado estaban desactualizados al momento de la compra”.

En ese sentido aclaramos que dentro del proceso de adquisición de la aeronave, únicamente se recibió una oferta, por lo que es falso mencionar que (...) “las empresas participantes ofertaron la misma nave” (...) En  ese contexto, El Telégrafo confunde dos proformas (cotizaciones), obtenidas en la etapa preparatoria del proceso de adquisición, con una oferta formal presentada por un oferente en etapa precontractual de contratación pública. De igual forma aclaramos que el Sercop sí conocía los términos del concurso, desde su etapa de verificación hasta su etapa de licitación internacional, ya que fueron publicados en su web.

Redacción: Se publicó esto sobre la base del informe de Contraloría y la versión de la Directora del Sercop (tenemos los  documentos y audios).

Arroyo (4): En la primera pregunta que la Unidad de Investigación de El Telégrafo realiza al supuesto experto Patricio Oña, se cita su  respuesta: “... Me invitaron a volar esa máquina y me excusé. Les expuse razones técnicas: era una máquina tan limitada en altura para desarrollar actividades de rescate y contra incendios, era casi un suicidio si se utiliza con sus máximos performances” (...)

Redacción: Lo expresado por Oña hace referencia a cuando laboró en Aeromaster Airways, quienes le propusieron volar esa máquina como parte del proyecto de venta a los Bomberos. Así consta en la grabación y en la publicación.

Arroyo (5): En la segunda pregunta: “Dos millones de dólares costó la nave, ¿cuál es el costo de un aparato de estas características?”; el Sr. Patricio Oña menciona que “esta nave estuvo a la venta en más o menos $ 700.000“. En ese sentido, evidenciamos que el Sr. Patricio Oña, no sustenta su aseveración en un estudio técnico comercial documentado, sino en una simple búsqueda en internet, sin fuentes oficiales, tal como menciona en una entrevista televisiva realizada en el Medio Público Telediario, por lo que carece de objetividad y veracidad.

Redacción: La nave que actualmente es operada por los Bomberos estuvo a la venta en la página Altus Aviation, su localización era la ciudad de Baden-Alemania (tenemos las capturas de la web y la versión del capitán Oña).

Arroyo (6): En la  tercera pregunta, El Telégrafo afirma que “El Comandante de los Bomberos, Eber Arroyo, mencionó que este helicóptero puede volar a 20.000 pies”, por lo que aclaramos que el Comandante General del Cuerpo de Bomberos de Quito, en ningún momento ha mencionado o indicado a El Telégrafo que puede volar a esa altitud, ya que el manual del helicóptero claramente establece que su altura de operación segura es de 15.000 pies. Cabe indicar que ningún punto del Distrito Metropolitano sobrepasa esa altitud.

Redacción: En la entrevista realizada el 14 de mayo a Arroyo se le consultó: ¿Este helicóptero puede volar a qué altura máximo?, a lo cual respondió: “Hasta 20.000 pies de altura”. (De ello dan cuenta los audios y video).

Mañana publicaremos los 5 puntos restantes del pedido de réplica.

Dr. Eber Alfredo Arroyo Jurado
Comandante general del Cuerpo de Bomberos de Quito.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: