Rebelión en la Conmebol podría crear una Libertadores paralela

08 de septiembre de 2013 - 00:00

Una rebelión con la cara de grandes estrellas del fútbol mundial, como Diego Maradona, Romario, Enzo Francescoli y José Luis Chilavert, entre otros, apunta a disputar el poder, al menos económico, de la Confederación Sudamericana de Fútbol. Aproximadamente 20 clubes estuvieron representados.

El ideólogo es el hombre más rico de Uruguay y empresario televisivo y futbolístico Paco Casal, socio de Francescoli, que el miércoles pasado, en la ciudad de Sao Paulo, inauguraron un frente opositor que pretende la creación de una liga de clubes que incluya a Estados Unidos y una conducción a la europea, como la UEFA, dirigida por un exjugador como Michel Platini.

El motivo esgrimido por este grupo, que busca la transparencia de la Conmebol, es la falta de reparto justo hacia los clubes de los derechos de transmisión, como la Copa Libertadores de América y la Copa Sudamericana.

“Paco Casal tiene una propuesta que duplica el dinero hacia los clubes”, dijo uno de los ilustres invitados a la reunión de la rebelión contra la Conmebol, el exatacante brasileño Careca, compañero de Maradona en Nápoli en los años ochenta y comienzos de los noventa.

En Brasil fue la primera reunión contra la Conmebol  para disputar los derechos de TVPero la escena estuvo dominada por Maradona, el exdiputado federal Romario, quien aspira a ser alcalde de Río de Janeiro en las elecciones de 2016 -después de los Juegos Olímpicos- y Andrés Sánchez, expresidente de Corinthians, quien se considera un hombre que ganó la confianza del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Sánchez es la cara de la rebelión, a la que no fueron invitados presidentes de clubes brasileños. Es también exdirector de selecciones de su país y candidato a enfrentar al presidente José María Marín en la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) el año próximo, tras el Mundial 2014.

Con Sánchez en la CBF, según explicaron a El Telégrafo fuentes de la dirigencia brasileña, el salto a la Conmebol, con el proyecto de Paco Casal, se daría en 2015, en caso de que la conjura tenga éxito.

Sánchez condujo la política más exitosa en la historia de Corinthians, con la construcción de su estadio, que será la sede de la apertura del Mundial 2014, construido por la empresa transnacional Odebrecht, con créditos del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social.

La Conmebol quedó bajo la presidencia del uruguayo Eugenio Figueiredo, de 81 años, tras la salida del paraguayo Nicolás Leoz, quien renunció al cargo tras permanecer 27 años en él.

“La Conmebol, con los contratos de televisión que hizo, dejó de ganar 430 millones de dólares en los contratos a partir de 2015. Queremos saber por qué”, manifestó Jorge Pereira Schumarn, abogado de la empresa Gol TV, de Paco Casal y Francescoli, una subsidiaria estadounidense de Tenfield, el imperio montado en Uruguay por el exagente de futbolistas.

El abogado también habló de millones de dólares no incluidos en los balances de la Conmebol que habrían perjudicado a los clubes en las competencias continentales.

20 clubes de distintos países de Sudamérica estuvieron representados en esta reuniónLa guerra contra la Conmebol, declarada para disputar los derechos de televisión, tuvo su primera reunión en Sao Paulo y logró agrupar las luchas de viejas glorias, como Romario y Maradona.

Maradona, campeón mundial 1986, llegó, según el diario deportivo Lance, a la reunión en un avión privado desde Buenos Aires. Aprovechó para calificar de “mafioso” y “dictador” al vicepresidente de la FIFA y titular de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona.

El entrenador de Argentina en el Mundial 2010 afirmó que los dirigentes argentinos son “cagones” porque le temen a Grondona. “Los dirigentes argentinos se cagaron, me da vergüenza, si ellos quieren ser cómplices del robo que hace la Conmebol, irán presos”, espetó Maradona.

“Pensaba que no había más corruptos que la FIFA o la CBF, pero me equivoqué, está la Conmebol. Llegó la hora de que impere la moralidad en el fútbol”, dijo Romario, quien el año pasado, tras la renuncia de Ricardo Teixeira a la CBF por acusaciones de corrupción, propuso a Sánchez como favorito de una nueva generación de dirigentes.

“Buscamos la reconquista de los derechos de televisión, que no son de la Conmebol y sí de las instituciones”, explicó Andrés Sánchez.

Francescoli, ídolo de River Plate de Argentina y de la selección uruguaya, declaró: “Desde que dejé de jugar me dedico a la TV, hicimos mejores propuestas y la Conmebol nunca nos quiso escuchar”.

En la reunión realizada en el Parque Sao Jorge de Corinthians participaron 20 clubes, entre ellos LDU de Quito. “Gracias a Andrés Sánchez, a Paco Casal, por luchar por un fútbol transparente”, se despidió Maradona.

Dominada por Peñarol y Nacional de Uruguay, la convocatoria reunió también a Libertad de Paraguay y representantes de bajo escalón de algunos clubes brasileños, Sporting Cristal de Perú y una figura venezolana como Adelis Chávez, hermano del fallecido presidente Hugo Chávez y titular del Zamora, de Venezuela. Lo que demuestra la acogida de esta propuesta.

“Será creado un grupo para buscar una distribución más justa del dinero que recibe la Conmebol”, expresó Chávez.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: