Policía Nacional propone censar a “barras bravas”

06 de noviembre de 2012 - 00:00

La frase “Dejar la vida por los colores” dejó de ser solo una alusión musical. Saltó precipitadamente  de las estrofas de los cánticos que entonan las barras de los clubes nacionales a la cotidianidad.  “Al ‘Barce’ lo aliento… Eres mi locura, eres sentimiento… Por esos colores yo mato, yo muero”, dice la última parte de la canción “Vamos a dejar la vida”, de la barra Sur Oscura (Barcelona). “Daría la vida por estos colores”, dice un tema que cantan a menudo los seguidores de Emelec.

El fallecimiento de George Murillo, hincha de Barcelona, la noche del domingo pasado, se sumó a la lista de los conocidos casos de Carlos Cedeño, David Erazo, Geovanny Rodríguez y Cristian Calvache.

En 2007, “Carlitos” (hincha de Emelec), de 13 años, murió tras ser impactado por una bengala salida de la barra de Barcelona. En 2009, David Erazo (de El Nacional), pereció en una pelea entre fanáticos de Liga de Quito. Dos años después (2011), Geovanny Rodríguez (de Barcelona) murió tras una golpiza propinada por la barra “Muerte Blanca”. Este año, van dos casos. A más de Murillo, en marzo pasado falleció Christian Calvache (de Liga), en un altercado en las gradas del estadio Casa Blanca. 

El jefe de Operaciones de la Policía, Orlando Jácome, aseguró que esta institución prepara  proyectos para erradicar la violencia en los estadios. El uniformado no especificó detalles sobre dichos planes. “Dimos la idea de carnetizar a hinchas de las barras y tenemos una base de datos”, dijo Jácome, quien sugirió que las Asociaciones de Fútbol y la Ecuafútbol debería implementar nuevo sistema de venta de boletos electrónicos.

Para el teniente coronel, este método podría colaborar con la identificación de los supuestos vándalos que se esconden detrás de la camiseta de un equipo. “Vendiendo boletos por Internet y con anterioridad, conoceremos a las personas que asisten al estadio; luego los identificamos por su número de cédula y la ubicación del asiento, así las cámaras de seguridad de los escenarios los reconocerán”.

Pero el presidente de la comisión de seguridad en la FEF, José Vinueza, no comparte ese criterio. Aseguró que eso no ayudaría, ya que no todos los actos violentos ocurren dentro del estadio: “Los hinchas del interior serán identificados, ¿y los que están afuera? ¿Cómo harán para buscar a los culpables?”.

La propuesta de Jácome es radical. La idea es separar a los violentos, dejarlos fuera de los estadios en caso de haber sido detenidos y declarados culpables. “A la primera detención, sin necesidad de ser reincidente, el sujeto deber ser declarado persona ‘no grata’. Pensamos que aquí en el país no existen barras bravas, pero sí delincuentes cubiertos entre hinchas”.

Ante este planteamiento, Vinueza replicó que esto va en contra de las leyes de la Constitución Nacional, ya que toda persona es libre de acudir al estadio o escenario de su agrado. “Prohibir la entrada de un hincha a un escenario, por más que  haya sido detenido, va en contra de la Constitución. Eso es discriminación y lo ampara la ley. Actualmente no tenemos un marco legal”.

Ante posibles motivos por los que las personas violentas actúan, el psicoanalista Antonio Aguirre señaló que se les puede ayudar, solo si quieren ser ayudados. “De lo contrario no es posible”. Coincide, entonces, con que el autor del disparo contra Murillo, el pasado domingo, antes del Clásico del Astillero, “debe ser castigado de forma rigurosa”.

Ver imagen ampliada

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP