Los campamentos son la base de preparación para los microtenistas

28 de septiembre de 2013 - 00:00

Ubicarse entre los cuatro mejores de Sudamérica es el objetivo que se planteó Dino Suárez Avilés de cara a lo que será su participación en el Sudamericano de Tenis de Mesa, que se realizará a partir del 22 de octubre en Colombia.

El deportista, de 22 años, tiene previsto viajar a un campamento en Hungría donde entrenará por unos días con el equipo nacional de ese país. “Voy a estar en un club de Budapest, de ahí paso a Alemania donde entrenaré con mi compañero de dobles, Alberto Miño”, aseguró.

Suárez es uno de los cuatro representantes de Ecuador para participar en el Sudamericano. El equipo lo conforman Rodrigo Tapia, Iván Proaño y Miño, los dos últimos se encuentran en Alemania.

Previo a su viaje a Europa, Dino entrenó a doble jornada en el coliseo de la Federación de Tenis de Mesa, bajo las indicaciones del entrenador Rafael Armendáriz.

Los entrenamientos le han derivado en hacer un alto a su preparación académica. Actualmente estudia Ingeniería en Marketing. Asimismo, dejó de lado las clases de tenis de mesa que imparte a los alumnos de un colegio de la ciudad.

Por la experiencia que tienen los integrantes del equipo masculino, hay mucha expectativa de lograr buenos resultados en su participación en Colombia. Así lo señaló el entrenador Armendáriz, que destacó la preparación que han recibido los microtenistas en Europa.

El microtenista Dino Suárez Avilés estará en Alemania con su compañero Alberto Miño.

El Sudamericano servirá de preparación para los Juegos Bolivarianos a realizarse en la ciudad peruana de Trujillo. Armendáriz sostuvo que estos equipos, varones y mujeres, serán los mismos que acudan a esta cita, que se desarrollará  del 18 al 23 de noviembre.

En el caso del combinado femenino, se trata de un cambio generacional que está adquiriendo experiencia. Astrid Salazar, Tania Armendáriz, Sandra Durazno y Daniela Camino trabajaron a doble turno la semana pasada y también buscan obtener buenos resultados en su participación en Colombia. “Tuvimos un campamento el pasado fin de semana. Entrenamos tres horas a doble turno. Hemos ensayado en saques y dobles”, reveló Astrid Salazar, una de las microtenistas seleccionadas.

La deportista ha conseguido varios títulos en la categoría juvenil. El más destacado fue en los Bolivarianos de 2009 en Bolivia, donde obtuvo dos medallas de bronce, con tan solo 16 años. “Este fue uno de los  logros bastante satisfactorios”.

Salazar, de 20 años, coincide con Armendáriz en señalar que el equipo de varones cuenta con más experiencia y eso será una ventaja en el torneo de Colombia.

No obstante, indicó que el grupo femenino también realizará un buen papel. En este grupo hay tres deportistas pertenecientes a Guayas y una registrada por Pichincha, Daniela Camino.

Sandra Durazno es otra de las seleccionadas. Indicó que en los campamentos se puso  énfasis en la parte técnica. Con el equipo ya ha participado en torneos anteriores.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: