Los abastecedores son parte esencial del Huairasinchi

10 de febrero de 2013 - 00:00

A lo lejos, el meneo constante de las luces hacía creer que se trataba de una danza de luciérnagas. Pero no. Eran las personas de abasto de los equipos del Huairasinchi 2013, quienes con cintillos-linterna atados a sus cabezas organizaban la logística de los competidores.

Los abastecedores son responsables directos de lo bien o mal que le vaya a un equipo. De ellos depende que no falten alimentos, bebidas, medicamentos, repuestos para las bicicletas o algún implemento.

Mientras el frío “cobijaba” la noche, María Clara Espinosa encontraba calor en la cocina de campaña. Un bajón en la temperatura y varios relámpagos presagiaron lluvia en Ambato. El Parque de la Familia fue el lugar hacia donde acudieron los participantes para recibir las instrucciones de la competencia. Algunos decidieron pasar ahí la noche. La víspera de la primera jornada estuvo llena de preocupaciones.

El recorrido comenzaría a las 07:00 de ayer en las faldas del Chimborazo y luego de varios tramos de caminata, bicicleta, cuerdas y remo debe terminar en Bucay  (Guayas), el martes 12 de febrero.

El recorrido para los deportistas de la categoría élite se estableció en 400 kilómetros, 150 más que el trayecto trazado para los exponentes de la división aventura. A las 21:30 del viernes, María Clara y sus compañeros de abasto, Moly Guarderas, María Belén Aguirre y Pablo Ponce, entregaron los alimentos a los integrantes del equipo Hoja Verde Quinde, único de la categoría élite que solo reúne a miembros masculinos.

Pedro Égüez, Daniel Corti, Álex Caamaño e Íñigo Urizar, componentes de Hoja Verde Quinde, recibieron la dotación. Frutas secas (nueces, almendras, maní…), frutas deshidratadas (pasas, plátano, piña, manzana…), chocolates y otros dulces harían la dieta del primer día de carrera.

A ello se sumaron las bebidas, cada uno cargó 2 litros de rehidratante, un litro de Pedialyte (suero oral) y un litro de agua. En cuanto al equipamiento, las mochilas llevan un sleeping, un vivac, una cobija térmica, un arnés, mosquetones y cordinos.

Categoría aventura

Para los equipos y sus grupos de abasto, lo más duro de la competencia serán los tramos de montaña. La víspera de la salida, Patricio Égüez, Gabriel Marcel, Daniel Palacios y Felipe Salvador, abastecedores del conjunto Pulvapiés-Banco Pichincha, organizaron el cargamento de comida, bebida y equipo que deberían llevar los atletas.

La categoría aventura es menos exigente que la élite, en esta es obligatorio dormir y el recorrido es más corto. Sin embargo, las precauciones deben ser las mismas. Cada elenco tiene sus particularidades y estrategias. En el equipo Pulvapiés-Banco Pichincha, por ejemplo, los abastecedores entregan la variedad y cantidad de comida y bebida que exige cada deportista.

Esto se debe a las diferencias en el metabolismo de cada persona.

Unos comen más, otros se deshidratan más rápido, algunos duermen menos profundamente… En  fin, mejor atender los requerimientos en forma individual.

DATOS

-En la undécima edición de esta lid de deporte aventura intervienen 51 equipos, de 4 miembros cada uno.

-La categoría élite tiene 11 equipos, la categoría aventura hombres cuenta con 24 elencos y en la división aventura mixta hay 16 conjuntos.

-Todos los equipos deben llevar botiquín de primeros auxilios, linterna, mapa, brújula y altímetro.

-Los grupos pueden  ser penalizados por no llevar el equipamiento exigido. La sanción consiste en restarles minutos a su cronometraje.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: