Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 5386

La “Gata” González está a la caza del top ten junior

06 de septiembre de 2011 - 00:00

Carreras como arquitectura, economía, ingeniería comercial, entre otras, son las más tradicionales entre los  adolescentes al momento de pensar en sus estudios universitarios, pero... ¿Medicina forense?

Para la tenista juvenil ecuatoriana Doménica González no hay duda alguna, su aspiración es algún día convertirse en médico legista.

“Mis amigos me dicen que estoy loca, pero me encanta la medicina forense, descubrir las causas de una muerte es algo  que  me intriga mucho”, cuenta la “Gata”, quien interviene en el US Open Junior que se realiza en paralelo al abierto neoyorquino a nivel profesional.

González, de 15 años, indica que su fascinación por esta carrera se debe a una serie de televisión. “Siempre me ha gustado ver un programa que se llama Detectives Médicos. Ahí descubren con una pequeña pista y a través de sus investigaciones las causas de una muerte que en principio parecía el crimen perfecto”, resalta.

Para prepararse, Doménica estudia en el colegio Pert, en cuarto quibio (químico-biológico). “Es complicado ir al ‘cole’ y entrenar tenis, pero ahí trato de sacar adelante ambas, con esmero”.

Al momento de elegir entre estudiar la universidad o seguir en el tenis hasta el profesionalismo, “Dome” no duda: “Obviamente voy a estar en el tenis hasta lo último. No pienso en la universidad todavía, esa es una opción en caso de que no llegara al primer nivel del tenis”.

La idea de la “Gata” es jugar en la WTA (Asociación de Tenis Femenino) y luego de retirarse del profesionalismo,  recién empezar sus estudios universitarios de Medicina forense. González, quien ayer tenía previsto enfrentarse a la eslovaca Anna Schmiedlova en la primera ronda del último Grand Slam del año, se ubica en el puesto 26 del ránking juvenil de la ITF, por lo que entra directo al cuadro principal de cualquier torneo.

Al momento Doménica representa al Guayaquil Tenis Club y es la ecuatoriana que más alto ha llegado en el escalafón juvenil. Ahora su meta es el profesionalismo.

“De pequeña nunca me vi como profesional, viajando mucho y todo eso, pero ahora es mi realidad. Me di cuenta de que puedo llegar a la élite del tenis y en eso estoy enfocada.

Veo que tengo muchas oportunidades y estoy mentalizada en hacer una gran carrera”, lanza Doménica, quien aspira  llegar al top ten en su etapa junior. “Sí, espero avanzar lo más que pueda como juvenil. En el alto nivel también tengo grandes expectativas; buscaré estar metida entre las 50 primeras en muy poco tiempo”.

El US Open es el segundo Grand Slam en la carrera de González, que debutó en este tipo de torneos en el Roland Garros, que se juega en Francia,  en junio pasado.

“En Roland Garros pasé momentos muy lindos. Entrar a la cancha fue algo de otro nivel que espero repetir en los próximos años”, expresa la porteña, quien se metió en el tenis por influencia de su hermano David, de 23 años.

En la sala de la familia González hay una foto de David con Juan Martín Del Potro, cuando ambos hicieron pareja en la etapa juvenil del ahora figura del tenis argentino.

Según Doménica, el contar con Luciano Vitullo como entrenador (González entrena y vive en Argentina) le ha servido en su crecimiento como jugadora.

“Estoy con él (Vitullo) desde febrero. Lo conocí en un Cosat (torneo juvenil) y desde allí me entrena. Pero no es solo él, sino que su esposa, Celeste Contín, asimismo me ayuda a desarrollarme como profesional. Ella también jugó y me da consejos de cómo llevar mi carrera de tenista. Son un complemento perfecto para mí”, manifiesta.

La integrante del equipo Davis de Ecuador cuenta que su rutina en Argentina es “levantarme entre 8 y 9 de la mañana, luego hago físico, tenis y almuerzo. Por la tarde repito la rutina y listo, no tengo mayores desconcentraciones, por eso creo que me puedo enfocar más en los entrenamientos. A veces salgo a comer, voy al cine, pero mi vida se centra en el tenis”.

En el US Open, González hará pareja en dobles con la australiana Ashleigh Barty, quien fue campeona en singles en Wimbledon, categoría junior. Ambas enfrentarán a las estadounidenses Jennifer Brady y Anne-Liz Jeukeng-Nkamgouo.  

“Ya habíamos quedado de acuerdo en ser pareja. Cuando eres de las mejores tú escoges y ella me eligió, eso me da mucho aliento para hacer una gran presentación”, destaca.

La semana anterior Doménica y Barty (tercera en el ranking de la ITF) se llevaron el título de dobles juvenil del torneo Canadian Open, que forma parte del circuito junior, al vencer 6-3/6-3 a la dupla formada por Francoise Abanda de Canadá y Sachia Vickery de Estados Unidos.

En singles, la “Gata” había caído en segunda ronda ante la japonesa Nao Hibino.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: