Fiscalía asegura que Pistorius es culpable

20 de febrero de 2013 - 00:00

Johannesburgo, Sudáfrica.-

Óscar Pistorius negó ante el juez haber planeado el asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, que apareció muerta con cuatro disparos en el cuerpo en la vivienda del deportista en la ciudad de Pretoria. “No logro entender cómo he podido ser acusado. Yo no planeé asesinar a mi novia”, dijo Pistorius como respuesta a la acusación de la Fiscalía en una declaración jurada leída por su abogado, Barry Roux, ante el Tribunal de la Magistratura.   

El velocista negó enérgicamente la acusación de asesinato premeditado durante la audiencia celebrada para determinar si le conceden la libertad bajo fianza. “Nada puede estar más lejos de la verdad”, explicó Pistorius, quien no pudo contener las lágrimas. El padre del corredor paralímpico, su hermana y demás familiares se abrazaron cuando el atleta fue conducido de nuevo a los calabozos.

Según la versión de Pistorius, en la víspera del Día de San Valentín él y Reeva iban a salir con unos amigos, pero decidieron quedarse a cenar en casa. “Ella me dio un regalo por San Valentín y me dijo que lo abriera al día siguiente”, explicó Pistorius, que confesó guardaba una pistola “de 9 mm” porque había recibido “amenazas de muerte” en el pasado.

De repente, siempre según la versión de Pistorius, escuchó un ruido en el baño, pensó que se trataba de intrusos, se levantó porque tiene movilidad en los muñones, pero al no llevar sus prótesis se sintió vulnerable. “Disparé un tiro a la puerta del baño y le grité a Reeva para que llamara a la Policía”, indicó, al detallar que regresó a la cama y no encontró a su novia. Entonces se puso sus prótesis, rompió la puerta del baño con un bate de crícket e ingresó; allí halló a su pareja aún “viva”, a quien llevó a la planta baja de la casa para llevarla al hospital. “Murió en mis brazos”, señaló.

La cita coincidió con el funeral de Reeva, una ceremonia privada que tuvo lugar en la ciudad de Port Elizabeth. “Estoy mortificado por los acontecimientos y la devastadora pérdida de mi querida novia. No puedo soportar pensar en el sufrimiento que he causado a su familia”, añadió el atleta paralímpico.

De esta manera, las posibilidades de Pistorius de obtener libertad bajo fianza se disipan, y el atleta deberá ahora justificar “circunstancias extraordinarias” que le impidan permanecer en la cárcel hasta la celebración del juicio.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: