Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 5386

Ferrer se deshizo de Del Potro en tan solo una hora 36 minutos

29 de marzo de 2012 - 00:00

Miami, EE.UU.-

El español David Ferrer, quinto favorito, eliminó al argentino Juan Martín del Potro en octavos de final del torneo de tenis de Miami, segundo Master 1000 de la temporada.

Dos sets y una hora y treinta y seis minutos de partido bastaron al valenciano para vencer por un doble 6-3 y alcanzar por tercera vez los cuartos de final en Miami (EE.UU.). En la primera manga, Ferrer luchó intensamente cada bola y resistió las embestidas del argentino, con puntos largos que estuvieron cerca de desmoralizar a Del Potro.

El segundo set no cambió la tónica del encuentro. El español siguió atacando y defendiendo cada golpe de Juan Martín. Rompió el servicio en el 2-1 y aprovechó cada error del “gaucho”, que no dio por perdido el partido hasta el final. En cuartos, Ferrer se enfrentará a Novak Djokovic, número uno del mundo.

El serbio, campeón defensor,  superó sin contratiempos al francés Richard Gasquet, decimoséptimo favorito (7-5 y 6-3), para alcanzar los cuartos de final del torneo de Miami.
“Nole” sacó adelante el compromiso en una hora y 38 minutos. Gasquet mantuvo el tipo durante la primera manga, pero después fue incapaz de hacer frente a la determinación de su rival.

Previamente el estadounidense Mardy Fish, sexto cabeza de serie, consiguió su pasaporte para cuartos después de vencer al español Nicolás Almagro, duodécimo favorito (6-3, 6-7(2) y 6-3).

Almagro hizo frente al estadounidense, pero flaqueó en el tramo final, donde no supo aprovechar sus opciones de rotura. No fue capaz de ganar el saque de Fish en el tercer set, a pesar de disponer de cuatro ocasiones.

Por su parte, Nadal dio un paso más en su empeño por acabar con el maleficio en Miami, una competición que nunca ganó en su carrera, al imponerse por 6-4 y 6-4 al japonés Kei Nishikori (16º).  Así, logró avanzar por sexta vez al hilo a cuartos en este certamen, en el que jugó tres finales, la última el pasado año, cuando Djokovic volvió a entrometerse en su objetivo.

El español nunca, desde el 2006, ha sido eliminado en Miami antes de los cuartos de final, y el martes libró una dura batalla contra el jugador nipón, un tenista de talento, peleón, asentado ya en la parte alta del ranking y con más argumentos que el que delata su hasta ahora exiguo historial, reducido a un solo título, en Delray Beach en el 2008 y a otras dos finales perdidas en Basilea y Houston el pasado año.

Nadal tuvo que lidiar contra la resistencia de su rival y los contratiempos físicos. El español, que se ha dado de baja del enfrentamiento de cuartos de final de la Copa Davis contra Austria por el problema de sus rodillas, subrayó sus dolencias en la izquierda tras el noveno juego del duelo, cuando solicitó la asistencia del médico de la pista, que le trató y le auxilió con un vistoso vendaje, con el que afrontó el resto del partido.

Nadal sufrió para mantener su primer saque. Los dos primeros juegos acumularon veinte minutos de lucha. Nishikori, que ha firmado en Miami su segunda mejor actuación en un Masters 1000, después de la semifinal en Shangai el pasado año, quebró el saque del español en el tercer parcial, aunque fue incapaz de consolidarlo y abrir brecha. Nadal le devolvió la rotura (2-2) y recondujo el encuentro.

Fue en el noveno juego cuando Nadal vio más claro el panorama. Ganó el servicio del nipón y luego el suyo para cerrar la primera manga después de una hora y diez minutos. Nishikori, que nunca en los tres duelos precedentes -el último el pasado año precisamente en Miami- ha sido capaz de ganar set alguno al balear, acusó la pérdida del set.

Rafael Nadal tomó carrera y se situó con una ventaja de 3-0 en el segundo, que le allanó el camino hacia el triunfo a pesar del tesón del nipón, que llevó el partido a dos horas y diez minutos. El mallorquín debía enfrentar ayer por la noche al francés Jo-Wilfried Tsonga.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: