Emelec pasea su gloria en Carondelet

10 de diciembre de 2013 - 00:00

Los futbolistas, cuerpo técnico y dirigentes de Emelec llegaron ayer al Palacio de Carondelet puntuales y sonrientes. No era para menos, los ‘azules’, vigentes campeones del fútbol ecuatoriano, acudieron a celebrar el título del torneo con el presidente Rafael Correa, su hincha más representativo a escala nacional.    

A la cita llevaron el trofeo que recibieron el domingo pasado después de golear a Deportivo Quevedo.  Mientras saludaron desde el balcón del Palacio, exhibieron con orgullo la undécima copa que ganan en su  historia deportiva. Aprovecharon el instante para entonar las notas del Himno Nacional y también corear algunos estribillos de los cánticos con los que sus seguidores los alientan en el estadio Capwell. “Las celebraciones no paran. Estoy muy emocionado”, dijo el paraguayo Fernando Giménez.    

Algunos jugadores asistieron acompañados por sus esposas y fueron parte del Cambio de Guardia presidencial que tradicionalmente se realiza los lunes en la  Plaza de la Independencia.     

El estratega Gustavo Quinteros estuvo con su familia. Fueron su esposa Grace y sus hijos Rodrigo, Sebastián y Gonzalo. Solo Nicole no pudo ser parte del festejo por este nuevo logro deportivo de su padre.

No es la primera vez que los integrantes de Emelec almuerzan en la Casa Presidencial, pero el banquete de ayer tuvo un sabor distinto: sabor a campeonato. El menú incluyó de entrada un timbal de cangrejo en salsa tártara. El plato fuerte fue un encocado de mariscos, arroz con maduro y ensalada de aguacate. Entre las bebidas se sirvieron vinos ecuatorianos.

Como parte del homenaje, los jugadores entregaron una camiseta autografiada al Primer Mandatario, quien a su vez, como parte del banquete, los recibió con un coctel azul.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: