El modelo del fútbol inglés podría funcionar en canchas de Ecuador

06 de noviembre de 2012 - 00:00

En Inglaterra, el país inventor del fútbol, fue el fenómeno de los “hooligans” el que desencadenó las dos tragedias que le hicieron tocar fondo: en los estadios de Heysel (Bélgica) en 1985, que dejó 39 muertos; y Hillsborough (Inglaterra) en 1989, con 96 víctimas mortales.

Esto hizo que, en 1989, el Gobierno británico tomara la decisión de erradicar la violencia que azotaba desde los años 60. Lo consiguió, gracias a las drásticas decisiones adoptadas, con la participación del Estado, la Policía y la empresa privada.

El modelo inglés, mediante el cual se pudo acabar con los “hooligans”, es el más indicado para adaptarlo y aplicarlo en Ecuador y Sudamérica, según varios  analistas. Aquí algunos puntos clave de lo que se hizo en Inglaterra y aún hoy funciona con éxito.

El Gobierno ordenó en 1989 una investigación a fondo, luego de la cual se descubrió un fenómeno sociocultural del país y no del fútbol: la inexistencia del núcleo familiar era la causa. En 1990 entraron en vigor medidas judiciales. Se aprobó prohibir el ingreso hasta de por vida a los estadios a los hinchas más peligrosos y penas de cárcel a quienes violaran normas establecidas. Las medidas involucraron a toda la sociedad.

Nacieron grupos élite de la Policía; además, agentes secretos se infiltraron entre los “hooligans”. Los 92 clubes de la FA crearon “stewards”, especialistas en relaciones públicas. Pusieron circuitos de cámaras en los estadios, pero sin duda que la medida clave fue carnetizar a todos los integrantes de las barras para saber si tenían antecedentes judiciales.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: