Ecuador no fue a especular y busca su segundo triunfo

04 de abril de 2013 - 00:00

La Selección Ecuatoriana de Fútbol Sub-17 no llegó a tierras argentinas solo a participar. La mira está puesta en la obtención de uno de los cupos para la próxima cita mundialista de esta categoría.

Para eso el cuerpo técnico liderado por Javier Rodríguez desarrolla un plan de preparación que comenzó hace catorce meses, lapso en el que se ha priorizado el juego rápido y la disciplina táctica, considerando que una de las características del jugador ecuatoriano es ser físicamente ágil e inteligente.

Para el adiestrador tricolor lo importante es que los jugadores se conocen y han jugado 15 partidos de preparación en varios torneos. El equipo nacional llegó a este Sudamericano con la base de jugadores que formaron parte del proceso en la Selección Sub-15.

El último microciclo se realizó del 3 al 6 de marzo en la ciudad de Guayaquil y luego  quedaron concentrados en Quito hasta el viaje a Argentina. La victoria del pasado lunes mostró un equipo fuerte y solidario en cada una de sus líneas.

Dos de las figuras del partido fueron el arquero y capitán Xavier Cevallos, que salvó en varias oportunidades el arco tricolor; y el delantero Daniel Porozo, que anotó el primer gol para Ecuador en el presente Sudamericano.

Xavier, hijo del exarquero Álex Cevallos, fue una garantía en el arco ecuatoriano, se mostró seguro y sereno cuando fue exigido.

Nació en las divisiones inferiores del Club Sport Emelec, donde actuó en 62 ocasiones como juvenil, y actualmente forma parte de la plantilla que disputa el torneo de reservas, donde atajó en nueve oportunidades.

Cevallos además de poseer condiciones para ser el titular, es quien ordena a sus compañeros dentro del campo de juego, demostrando ser un líder. Por eso lleva la banda de capitán en su brazo. “Argentina fue un rival muy fuerte, supimos manejar el orden; las oportunidades las aprovechamos”, fueron las declaraciones del capitán de la Minitri luego del partido contra la selección albiceleste.

Otro de los jugadores que destacó en el histórico triunfo fue Daniel Porozo, quien actualmente milita en la Universidad Católica de Quito. Sus primeros pasos en el fútbol los dio en la Academia de Alfaro Moreno, en Guayaquil.

Porozo ya ha tenido experiencia fuera del país, entrenó por varios meses en el Banfield argentino, pero no fue contratado. Regresó al país y formó parte de El Nacional en las categorías Sub-16 y 18, donde convirtió 20 goles en 24 partidos.

La Minitri hoy tendrá su segunda prueba cuando enfrente a la Selección de Venezuela, desde las 15:05 en el partido que abrirá la segunda jornada del Grupo A.

El adiestrador ecuatoriano no está confiado a pesar del buen debut. Sabe que ninguna selección está clasificada ni eliminada. Le preocupa el aspecto físico de los jugadores ya que tendrán que actuar cada 48 horas, lo que representa poco tiempo de recuperación. A esto se suma el temporal que no permite entrenar con regularidad.

Por su parte, la selección vinotinto llega a este torneo con cinco partidos amistosos y una preparación de 10 meses. La escuadra “llanera” es dirigida por el exguardameta venezolano Rafael Dudamel, quien trabajó con 50 jugadores en 17 módulos de entrenamiento que se dividieron en tres etapas: preselección, selección y consolidación.

La jornada de hoy se completará con el juego entre las selecciones de Argentina y  Paraguay, a partir de las 17:10.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP