La casa del arte queda en el barrio Las Peñas

- 24 de agosto de 2016 - 00:00
Las Peñas, todos los años, el 25 de julio, organiza una exposición en el antiguo barrio donde está ubicada.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

La Asociación Cultural se mantiene vigente desde hace medio siglo, cuando fue fundada.

La iniciativa de un grupo de artistas, liderados por Alfredo Palacio y Yela Loffredo de Klein, permitió el 25 de julio de 1966 la creación de la Asociación Cultural La Peñas, en Guayaquil, una de las organizaciones pioneras en el trabajo de difundir obras artísticas.

Según Loffredo, en aquella época no se hablaba de nadie más que no fuera el pintor quiteño Oswaldo Guayasamín y en la Casa de la Cultura del Guayas había una especie de círculo cerrado al cual solo unos pocos consagrados podían ingresar.

En tales circunstancias, se pensó en crear un organismo que les brindara apoyo para darse a conocer, sobre todo a los jóvenes artistas, no solo a los guayaquileños, sino de otras provincias. En un primer momento la asociación estuvo creada para pintores y escultores; luego llegarían músicos y poetas.

Atendiendo a ese requerimiento, se organizó una exposición en el tradicional barrio porteño en la que participaron miembros de la Escuela de Bellas Artes: Alfredo Palacio, Yela Loffredo de Klein, Theo Constante, Alba Calderón de Gil, César Andrade Faini, Antonio Cabrera, Bolívar Peñafiel, Abdón Calderón Morales, Luis Gómez, Rafael Rivas, Enrique Palacio, Cecilia Palacio, Bellamada López, Simón Carrillo, Manuel Guano, Oswaldo Cercado, Víctor Mesías, Mario Bustos, José Carreño y Juan Villafuerte.

Habrían de pasar 13 años, en 1979, para que la institución adquiriese vida jurídica y 10 años más para que tuviese una sede propia. Esto fue posible gracias a la iniciativa de Luis Erazo quien, como presidente, organizó una subasta de obras donadas, entre otros artistas, por Eduardo Kingman, Manuel Rendón Seminario y el propio Oswaldo Guayasamín, en el Hotel Ramada, el 14 de noviembre de 1989.

Alfonso Uzhca. El pintor y escultor termina su periodo frente al organismo este año.

Con esta iniciativa se recaudaron 7 millones de sucres, lo que permitió comprar la casa donde funciona la sede, en la calle Numa Pompilio Llona 173-175.

Al cabo de 50 años de los sucesos fundacionales, Loffredo —coordinadora vitalicia de la Asociación— cree que se ha cumplido el objetivo para la que fue creada —respaldar a los creadores jóvenes—, aunque destaca que se podría hacer más si hubiera un presupuesto propio o un financiamiento del Estado.

La Asociación nunca ha tenido un presupuesto fijo. Sus miembros aportan con 5 dólares mensuales y, cuando hay alguna muestra, el 10% del costo de cada obra vendida es para la institución.

“El arte, como todo en la vida, cuesta. Organizar la exposición del 25 de julio -por la fundación de la institución y las fiestas de Guayaquil- es un gran esfuerzo porque no hay el apoyo suficiente”, señala la escultora guayaquileña, de 92 años.

“Por amor al arte”

Su actual presidente, Alfonso Uzhca, se une a lo manifestado y destaca que hay necesidades de tipo económico. “Aquí nadie tiene un sueldo fijo; las dos personas que trabajan, el conserje y la secretaria, lo hacen casi que voluntariamente”.

Según Uzhca, el financiamiento proviene de lo que aportan los socios, “algunos de los cuales no lo hacen durante todo el año. Así no se pueden ni siquiera pagar los servicios básicos”. Tampoco, como antes, según él, se pueden vender obras a la banca privada, lo que les permitía, en gran medida, financiarse.

Exposición como homenaje

La Asociación, pese a las limitaciones económicas, se ha dado maneras de continuar con sus actividades culturales, en virtud de lo cual el Ministerio de Cultura y Patrimonio ha organizado una exposición en su homenaje.

El acto e inauguración de la muestra, que consta de tres partes (Fundadores, Haciendo Historia y Galardonados), se realizarán en la sala Temporal del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (Malecón y Loja) hoy, a las 19:00 y estará abierta hasta el 4 de septiembre 2016.  

Los pintores escogidos son Alfredo Palacio, Theo Constante, Alba Calderón, César Andrade, Bolívar Peñafiel, Rafael Rivas, Simón Carrillo, Oswaldo Cercado, José Carrero y Juan Villafuerte. Las obras de Yela Loffredo,  Abdón Calderón, Luis Gómez,  Enrique Palacio, Cecilia Palacio, Bellamada López, Manuel Guano,  Víctor Mesías y Mario Bustos han sido pedidas en préstamo.

Este año, la Asociación, con motivo de celebrar su medio siglo de existencia, ha decidido premiar con el Cincel de Oro a César Augusto Montalvo y a Diana Ponce Moreira; el Pincel de Oro fue adjudicado a Wilson Zuluoga y a Mesías Oñate. El Botón de Oro, en reconocimiento a la labor cumplida en favor de la institución, lo merecieron Yela Loffredo y Luis Erazo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: