¿Qué leen los 8 candidatos a la Presidencia de la República?

- 12 de enero de 2017 - 00:00

Historias de las vidas de personajes y novelas de autores del boom latinoamericano son algunas de las lecturas preferidas de 8 candidatos.

Cynthia Viteri acompañó a Jaime Nebot Saadi, el pasado septiembre, a la inauguración de la Feria Internacional del Libro de Guayaquil (FIL). Cuando la candidata por el Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero salió del recinto ferial, se le preguntó qué le gustaba leer, y  ella, que en los últimos meses hace campaña con la etiqueta de ser una mujer aguerrida, que enfrentó la vida y el poder como madre soltera, respondió: “Las biografías, las historias que cuenten cómo ser más fuerte, cómo alcanzar metas, atravesar barreras para llegar al destino que te has propuesto”.

¿Algún autor en específico? Refiriéndose a J.M. Coetzee, el Nobel que asistió a la FIL, dijo: “De Maxwell creo tenerlos todos. Compré recién la biografía de Lincoln, la de Leopoldo López y otra de Mandela que dice ‘escrito por mí mismo’”. También le encanta la historia, pero se considera una lectora asidua de temas relacionados a la neurociencia.

“El cerebro es algo que me ha atraído siempre y ahora muchos investigadores están escribiendo sobre su funcionamiento”, comentó la única mujer candidata a la Presidencia de Ecuador, a quien le gustan los músicos que cuentan historias, como Alberto Cortez, Facundo Cabral, Julio Jaramillo, Leo Marini o Daniel Santos.

Candidatos que escriben y leen

El candidato de la alianza SUMA-CREO, Guillermo Lasso, publicó en 2011 Cartas a mis hijos (Editorial Planeta). El libro es un testimonio que repasa 40 años de su vida, en particular el recorrido que hizo  entre 2008 y 2011 por varias zonas del país. En su biblioteca destacan  obras de  historia y, de manera especial, biografías de grandes personajes. Uno de los últimos libros que leyó “con mucho agrado”, según le dijo por correo electrónico a este diario, fue El Gran Ausente, sobre la vida de Velasco Ibarra.

Guillermo Lasso reconoce que en los últimos años ha tenido menos tiempo para ir al teatro. “Ha de ser una obra cada mes o cada dos meses. Los miserables es una gran pieza, su música es espectacular y la interpretaron muy bien en Ecuador”, manifestó el candidato que en música prefiere la salsa y los boleros, dependiendo de la ocasión. “En una tarde de domingo mi esposa y yo disfrutamos de la música de Juan Gabriel y José José. En cambio, en una fiesta de matrimonio disfruto de canciones como ‘La piragua’, de Carlos Vives, y de la música de Juan Luis Guerra”.

Aunque es de profesión médico cirujano, el candidato presidencial por el Movimiento Fuerza Compromiso Social, Iván Espinel, confesó que le hubiese gustado ser escritor. El año pasado inició con esta faceta y se animó a escribir el libro que titula El gusano de mi manzana. Todavía no lo termina, pero su propósito es encontrar una editorial que se lo publique. Se trata de una reflexión sobre superación personal.

Con una amplia sonrisa, Espinel indicó que no le gustan las novelas narrativas ni visitar galerías. Entre los escritores que ha leído destacó a Paulo Coelho, Isaac Asimov, Camilo Ortiz y John Maxwell. Un libro que le impactó mucho por su mensaje fue El alquimista, porque “muchas veces buscamos desde los exteriores y no nos damos cuenta de que tenemos un tesoro dentro de nosotros mismos”.

Le fascina escuchar música instrumental, electrónica y ver películas épicas. El candidato presidencial disfruta de llevar a sus hijos al teatro. “La última vez vimos Pinocho, en el Sánchez Aguilar”.

Paco Moncayo, militar en servicio pasivo que ha escrito sobre geopolítica y estrategia sudamericana, le dijo al EL TELÉGRAFO -a través de un correo eléctronico- que, en cuanto a lecturas, lo ocupan la historia y la "literatura criminal como la saga Millennium", del escritor sueco Steig Larsson. Moncayo dice que va ocasionalmente al teatro y que prefiere las obras de crítica social y política como La República Análoga, del dramaturgo Arístides Vargas. La música nacional encabeza los gustos del exalcalde, quien le dedica el tiempo libre a los deportes y la lectura.

El boom dentro de su biblioteca

El exdiplomático Patricio Zuquilanda dijo que, últimamente, prefiere las lecturas de carácter político. Comentó que visitó Aracataca, en Colombia, el escenario que inspiró Macondo, pueblo ficticio de Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, escritor a quien admira.

En esa municipalidad del departamento colombiano de Magdalena, Zuquilanda encontró a su amigo, el alcalde Pedro Sánchez, quien le propuso que presidiera una comisión para promocionar el patrimonio de esa ciudad. “Empecé a trabajar en eso, pero me detuve a propósito de esta campaña política; lo retomaré después”.

Zuquilanda se confiesa fanático de García Márquez, pese a que no estaba de acuerdo con el Nobel en política. “Porque era un defensor de Fidel Castro, de quien soy crítico”. Volvió a leer Cien años de soledad y El coronel no tiene quien le escriba para ese viaje.

Dice que le gusta escuchar todos los géneros musicales, pero “la ópera y la música clásica ligera en especial”. No le gusta el rock pesado: “Soy bien sensible a los ruidos. No he tenido a alguien que me explique bien el sentido de esa música, todavía no le agarro el gusto”.

En cuanto a las artes escénicas,  cree que hay poca oferta teatral, por lo cual se ha plegado a las propuestas del exterior. “Durante tres ocasiones he ido a las presentaciones de la Feria Iberoamericana de Teatro de Bogotá, me encantan”.

Washington Pesántez fue fiscal general del Estado y ahora aspira a la Presidencia. Reconoce que casi todo lo que ha leído es relacionado a su profesión, el derecho, pero también le ha dado espacio a la literatura latinoamericana y ecuatoriana.

“Me marcó mucho Cien años de soledad, El coronel no tiene quien le escriba... Todas las de García Márquez, he leído a Vargas Llosa y a Cortázar; de los nacionales a Jorge Icaza, los del Grupo de Guayaquil. La poesía de Borja, Caamaño (se refiere a Noboa y Caamaño)”.

Pesántez -dijo- viene de una familia que tiene raigambre literaria. “Me ha gustado mucho la literatura infantil. De hecho, un pariente mío, el profesor Manuel del Pino Andrade, es el pionero de la literatura infantil en Ecuador. Siempre he tenido afición por la literatura y la sociología”. Una de sus hijas, Diana, es compositora de música clásica, por lo que es el género que prefiere, incluida la música nacional, desde Benítez y Valencia, Carlota Jaramillo hasta Delfín Quishpe.

“Pregúnteme todo de boleros clásicos, desde que se inventó el bolero en Cuba, Los Panchos, Los Tres Reyes. Yo sé más canciones que el que sabemos y canto mejor que el que usted se imagina. Lo que pasa es que yo sí tengo vergüenza y él no la tiene”, remató Pesántez, a quien en cine le gusta El último tango en París, los documentales y filmes locales, como La Tigra o Qué tan lejos.

El candidato de Alianza PAIS, Lenín Moreno, dijo tener entre su canon de lectura a autores clásicos, como Dumas, Tolstói, Dostoievski y Cervantes. También le gustan los poemas de Neruda,  Vallejo,  Miguel Hernández, Antonio Machado, y la narrativa de Eduardo Galeano, Borges, García Márquez, Baricco y Eco. De los autores ecuatorianos destacó a Abdón Ubidia, Alicia Yánez y Jorge  Enrique Adoum.

“Ahora leo mucho libros de física cuántica, por ejemplo Qué rayos sabemos, que trata de la conexión de la física cuántica y los valores del ser humano”, explicó el candidato del partido oficialista, quien prefiere  la  música nacional “de toda la vida; de los Benítez y Valencia, de Olguita Gutiérrez, JJ”.  

Entre sus cintas favoritas, Moreno mencionó Lo que el viento se llevó, Casablanca y El violinista en el tejado. También disfruta de las películas de Cantinflas y de Charles Chaplin, “que son humoristas extraordinarios”.

En medio de la campaña electoral, ‘Dalo’ Bucaram interrumpió sus actividades para confirmarle a su esposa, Gabriela Pazmiño, lo que busca en un libro. Al candidato de Fuerza Ecuador le gusta leer la Biblia, libros de filosofía y todo aquello que establezca una conexión entre el hombre y Dios. Ella recuerda entre sus autores a Kahlil Gibran.

“Siempre digo que me enamoré de él bailando, pero en la casa solo escuchamos música de alabanza, no es que aquí se escuche salsa choque”, dijo Gabriela Pazmiño en una entrevista vía telefónica.

Afirmó que entre las preferencias musicales de Bucaram también están la bachata, la salsa y la música de alabanza, con autores como Marcos Witt o Jesús Adrián Romero, pues, más que responder a una creencia religiosa, establecen un acercamiento con Dios. (I)

Datos

Autores como Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, León Tolstói, Fiódor Dostoievski, Kahlil Gibran o Paulo Coelho forman parte de la biblioteca de los candidatos a la Presidencia de Ecuador.

En cuanto a música, varios de los políticos prefieren la nacional y destacan a artistas como Julio Jaramillo, el dúo Benítez y Valencia, Carlota Jaramillo y Olguita Gutiérrez. También hay presidenciables que prefieren la salsa y el bolero de afuera.

Es poco lo que los candidatos han visto de artes escénicas. Uno, incluso, reconoce que, frente a “la limitada producción local”, ha ido a 3 ediciones de la Feria Iberoamericana de Teatro de Bogotá, Colombia.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: