El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Jue.28/Oct/2021

Cultura

Tendencias
Historias relacionadas

Machistas, racistas, misóginos y otras etiquetas en la monarquía británica

''No podía sentirme más sola''
10 de marzo de 2021 06:00

A pesar de que la monarquía británica ha sido protagonista de muchos escándalos a lo largo de la historia. En los últimos años ha recuperado su característico misticismo y se ha mantenido la privacidad de la casa real. Sin embargo, el 7 de marzo el príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle fueron entrevistados por Oprah Winfrey y expusieron las razones por las que decidieron independizarse de la familia.

Los eventos que desencadenaron en la decisión irrevocable empezaron un año atrás. El 8 de diciembre de 2020 cuando los duques de Sussex anunciaron que se retirarían de sus deberes reales The Sun, un periódico de farándula británico nombró al suceso como “Megxit”. Este término se hizo tendencia en las redes sociales y en la prensa. Sin embargo, fue considerado misógino y machista porque culpaban directamente a Meghan por la decisión que se había tomado en pareja. La entonces duquesa de Sussex recibió cientos de críticas que expresaban resentimiento y desprecio por separar al príncipe Enrique de su familia.

La familia tuvo muchas conductas racistas y poco empáticas hacia Meghan que en ocasiones le orillaron a pensar en suicidarse.

En la entrevista del domingo pasado, los duques contaron que antes que naciera su hijo Archie, hubo conversaciones sobre la preocupación de la familia real por el color de piel que tendría el niño. Meghan dijo: ''No podía sentirme más sola''. Explicó que en medio de la presión mediática pidió ayuda psicológica a la Institución, pero su solicitud fue negada.

Estas declaraciones hicieron que los televidentes se remontaron hace 25 años, cuando Diana Spencer, madre del príncipe Enrique, fue entrevistada por Martin Bashin donde reveló que estaba separada del príncipe Carlos. Allí ella también contó que nunca recibió apoyo de la familia, al contrario, la trataron como loca. Estas situaciones empeoraron su salud mental e incluso muchas veces estuvo a punto de quitarse la vida.

No es la primera vez que la monarquía británica es etiquetada de misógina y machista. Sin embargo, esta entrevista que ya ha generado mucha controversia también ha afectado la imagen de la monarquía británica. Incluso han existido muchos cuestionamientos sobre la sostenibilidad de la institución en el siglo XXI. Aunque todavía no han expresado ninguna respuesta pública, sin duda las personas estarán expectantes. (I)

 

Imagen referencial/Pixabay
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado