Las "vitrinas" de internet quitan las ganas de ir al mall

- 02 de febrero de 2019 - 00:00

Las personas están atentas al teléfono celular todo el tiempo. El dispositivo es como una “extensión” más del cuerpo  para los consumidores de Pekín (China).

Los jóvenes de ese país esperan la llamada de un repartidor que le debe avisar que ya está en la puerta de la casa, oficina o condominio.

Al borde de la acera, sin obstruir el tránsito, se estacionan pequeñas motos con cajones anexados (como pequeños camiones) rojos, azules o naranja, cuyos tonos dependen de la compañía a la que pertenecen.

Los repartidores sacan de allí diversos paquetes envueltos en sobres, fundas y cartones. Los distribuyen en la acera cual vendedores informales de Guayaquil y parados junto a ellos esperan al dueño.

Allí las personas se acercan con el número de su celular -no con el nombre- y verifican con el transportista que, efectivamente, es el propietario del pedido realizado desde el smartphone.

La espera varía de acuerdo a la página de internet que oferta el pedido y del stock.

El sudamericano Juan, por ejemplo, pidió al portal más reconocido de ese país unos audífonos inalámbricos, que son reproductores de música y pueden usarse en la piscina. En tres días se los llevaron. Desde la aplicación pudo monitorear cómo se trasladaban de una ciudad a otra y hasta existe un chat con un operador que verifica el tiempo de arribo.

Los repartidores se estacionan por un tiempo limitado hasta que llegue el usuario, pero si no está, retornan otro día u otra persona a la que se le delegue el pedido lo puede recibir.

Irene, otra latina, adquirió en otra tienda un par de botas militares. Ella, como ya hizo anteriores pedidos de atuendos y calzados, aprendió a distinguir cuál es su talla en ese país.

La veinteañera Cecilia, habitante de ese país, raramente va al mall, pues casi todo lo pide a domicilio. “No tengo necesidad”. Las motos también arriban con tarrinas de almuerzos y las compras de víveres. Todo sin recargo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: