El Clásico del Astillero en "Londres", con pizza y cafecito, es otra cosa

- 14 de septiembre de 2018 - 00:00

Es el primer Clásico del Astillero de la segunda etapa. Emelec recibe a Barcelona en el estadio Capwell, ahora llamado por sus hinchas el “Stamford Bridge ecuatoriano”, en su afán de atribuirle similitud al estadio del Chelsea FC.

La tabla está apretada. El Ídolo marcha segundo con 15 puntos, el “bombillo” tercero con 13 y Macará asume de líder provisional con 16. La cosa pinta así, quien gane será el nuevo puntero.

Son las 4 pm y a dos horas del inicio, los fanáticos azules, los únicos permitidos de presenciar el encuentro, no han defraudado, han repletado las calles aledañas al escenario, algunos aún en busca de un  boleto, mientras que otros se refrescan con alguna bebida a la espera de que comience el pleito.

En la av. Quito, los comerciantes de camisetas, banderas, cintas, gorros y pulseras copan las aceras. “Llévate la piel del Campeón, mejor que la original y con 80% de descuento”, gritaba un mercader que había instalado su puesto debajo del paso a desnivel. En la calle San Martín, en cambio, los revendedores de boletos hacen su Navidad. La entrada a General, que en boletería está a $ 10, en la reventa cuesta $ 16; la Tribuna que se vende a $ 12, la encuentras en $ 20 y el palco que oficialmente vale $ 30, llega a $ 50.

Hay que admitir que el ingreso a “Londres” es diferente al de otros escenarios de la ciudad, aquí no hay necesidad de soportar empujones, ni bolsiqueos, ni hay que estar siempre atentos a que la funda voladora llena con agua -u otro líquido- quiera aterrizar en tu cabeza. “Así son las cosas en ‘Londres’”, dice un fanático que me escucha realzar los atractivos del estadio. “Aquí te puedes sentar y ver el partido con un café, una pizza, con toda tranquilidad”, continuó otro hincha.

Fui de “infiltrado” a apoyar a Barcelona, que a los cuatro minutos ya perdía y a los 34 estaba sentenciado. No se pudo ver ganar al Ídolo, pero al menos se disfrutó una pizza y un café pagados con tarjeta, porque así se disfruta el fútbol en “Londres”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: