100 días

- 24 de agosto de 2019 - 00:00

Si bien 100 días es un tiempo corto para evaluar el desempeño de una administración, se trata de un período suficiente para conocer las líneas de trabajo de un funcionario público que accede a un cargo vía elección popular. En el ámbito seccional, los 100 días también constituyen una oportunidad para evaluar lo que podría deparar la administración de alcaldes y alcaldesas, así como echar un vistazo al modelo que se busca aplicar en una administración determinada.

En sus primeros 100 días de gestión, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, no ha definido aún las prioridades de su administración. A pesar de ello, Yunda ha dado mucho de qué hablar a través de anuncios y propuestas, como la eliminación del concurso Reina de Quito, la hora borojó, la opción para las mujeres de no usar falda en los uniformes de colegios municipales, el cierre de la plaza Belmonte, la confrontación con determinados periodistas o los perros regalados. Ello demuestra la habilidad de un personaje que proviene del mundo del entretenimiento, que hasta el momento se ha dedicado, como alcalde, a la generación de espectáculo y debates intrascendentes.

A través de acciones particulares e inesperados anuncios, Yunda ha buscado el aplauso fácil, sin presentar ni un diagnóstico claro sobre los problemas de la capital ni un plan en donde se establezcan prioridades para la solución de estos. De esta manera, la tendencia ha sido continuar con la estrategia del populismo, consistente con sus orígenes políticos y que muchos en la actualidad parecen no recordar. 

Estos 100 días de Yunda en la alcaldía han estado marcados por una fuerte dosis de improvisación, arbitrariedad y propaganda. Poco se ha comentado sobre las principales promesas de su campaña. La ciudadanía se mantiene expectante en torno a la creación de empleo, inequidad, mayor seguridad, mejor transporte y el control de ventas informales.

Yunda deberá poner de lado su imagen de animador de eventos y asumir el reto histórico de ser el Alcalde de la capital. Por el momento, estos primeros 100 días de Jorge Yunda al frente del Municipio capitalino dejan un sabor amargo y más de una duda en la ciudadanía.

Quito necesita y merece seriedad, responsabilidad y trabajo, para resolver sus problemas. (O)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: