Vamos a lo positivo

- 16 de marzo de 2020 - 00:00

Mis padres me dicen: Busca lo positivo en la adversidad. Todos conocemos lo que ocurre en el mundo y en la patria. Sin desconocer aquello, pero con espíritu esperanzador, vamos a lo positivo; dos situaciones:

1. El presidente Moreno anunció medidas económicas tomadas para enfrentar los efectos económicos, tanto por lo que atravesamos como por la caída en el precio del petróleo. Personas de buena voluntad se manifestaron en redes sociales con propuestas sensatas, a mi juicio. Cito tan solo una: en los GAD y en las 4 funciones estatales restantes, reducir asesores, asistentes, y eliminar vehículos para funcionarios de nivel jerárquico superior (donde exista). Pregunto: ¿Dónde están los representantes de estas entidades pronunciándose en consecuencia con la actitud gubernamental? Ciertos GAD muchas veces vociferan que “tienen” recursos, cuando ese dinero viene producto de asignaciones gubernamentales, cuyo propietario es el Soberano.

2. La situación actual tendrá efectos –en algún grado– en todos, en especial si no se cuenta con empleo. El progreso deviene solo de una actitud de cooperación en equipo, donde la adversidad política no cuenta. En redes sociales mayoritariamente se solicitaba: moratoria para deudas bancarias y financieras. Ya se dio el primer paso: BanEcuador desde hoy la concede. Y, ¿el resto? Pasa por trabajo de Junta de Política Monetaria y Superintendencia de Bancos, en cuanto a autorizar uso de provisiones. Según Asobanca (a diciembre 2019, con data de 24 entidades privadas), el indicador “cobertura” (provisiones/cartera improductiva) dio 2,3 veces. En buen romance, por cada $ 1 de deuda, $ 2,3 están como “colchón”. Siguiendo con datos de Asobanca, si los depósitos en general han crecido, y la morosidad bordea los 2 p.p., cabe entonces, en solidaridad, trabajo estatal técnico pro moratoria temporal, sin riesgo alguno de colapso del sistema. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP