El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.18/Abr/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas

Fausto Segovia Baus

“Una tierra prometida”

La biografía de Barack Obama sigue ese patrón existencial, bajo la promesa de los ideales democráticos, que antes había vislumbrado en sus libros “Sueños de mis padres: una historia de raza y herencia” (1995), y “La audacia de la esperanza: reflexiones sobre la recuperación del sueño americano” (2006).
10 de marzo de 2021 00:05

El título de este ensayo corresponde al libro “Barack Obama”: una tierra prometida”, que cayó en mis manos en estos tiempos de pandemia. Un libro más grande que una Biblia -751 páginas-, que recoge el relato biográfico del 44 presidente de Estados Unidos, tras vencer al republicano John McCain.

El tema escogido por Obama –primer presidente afrodescendiente de la historia de los Estados Unidos- tiene resonancias bíblicas, cuando Moisés, el liberador de los israelitas frente a la opresión egipcia, fue conducido a la denominada “tierra prometida”, aunque no logró llegar a su destino.

En efecto, para la tradición judeo-cristiana la meta o utopía de construcción del paraíso era la “tierra prometida” o el Reino de Dios; para los cristianos, la “Parusía” o el reino del amor; y para los marxistas “el paraíso comunista”. En ese contexto, nacieron las metáforas de la ciudad celestial, la ciudad de Dios, la ciudad eterna. Su máximo representante fue Tomás Moro, quien en su obra “Utopía” delineó representaciones simbólicas de la realidad social, inventadas y elaboradas que, en el fondo, buscaban la estabilidad y la armonía: la felicidad plena.

La biografía de Barack Obama sigue ese patrón existencial, bajo la promesa de los ideales democráticos, que antes había vislumbrado en sus libros “Sueños de mis padres: una historia de raza y herencia” (1995), y “La audacia de la esperanza: reflexiones sobre la recuperación del sueño americano” (2006). El “sueño”, la “esperanza”,  la “democracia”, la “herencia” forman los ejes transversales no solo de su discurso sino de la trama de esta voluminosa obra que ha vendido más de un millón de ejemplares.

El libro tiene un relato interesante, fluido y anecdótico; refleja el proceso seguido por un hombre y su familia por los vericuetos de la política estadounidense, los problemas del poder y la capacidad para acceder con un liderazgo proactivo, desde la Convención Nacional Demócrata de 2004, hasta la presidencia del Estado más poderoso del mundo. Las lecciones son evidentes, según el cristal con que se mire, pero algo es inobjetable: la extraordinaria capacidad para emprender un proyecto político en equipo, y los valores o principios que puso Obama en evidencia.

¡Les invito a leer esta magnífica obra! !Y a esperar el segundo tomo!

 

Te recomendamos

Las más leídas