Un luto incurable

- 09 de julio de 2018 - 00:00

Me pregunto si es característico de la época que cada noticia, aun las relevantes, solo duran veinticuatro horas en el imaginario de los cibernautas y ciudadanos. Es que lo fugaz tiene su paradero en la abolición.

La reciente noticia respecto a nuestros compatriotas sobrepasa el horror que estaríamos conminados a sentir y no es como alguien un día me replicó en redes sociales: “Pero hay que seguir”, lo que denotaría “continuar la vida”, “hay otros temas qué comentar” o tal vez otros podrían decir “aún tenemos la final del Mundial”, etc. Esto es: el entretenimiento para pasar la hoja de las cuestiones que no podemos reflexionar como sociedad o individuos que conformamos una, no porque se tenga poca capacidad para hacerlo, sino porque duele y atora la garganta.

La noticia de las muertes de Óscar Villacís y Katty Velasco tendrían que estar como preocupación primera en nuestra mente, porque nos atañe como país, porque tal vez hemos fallado al no presionar a quienes tenían que hacer algo; porque hemos estado sumergidos con disputas políticas que a fin de cuentas son el circo, cuyas ganancias son para la papa de sus gestores; porque esta es la sociedad que somos.

Podríamos responsabilizar al gobierno de turno, el que ha dejado al máximo en entredicho su gestión en materia de seguridad nacional dejando a la cuenta varias víctimas del narcoterrorismo… no hay que ser un experto para decirlo. Pero también podríamos pensar en ¿a qué se dedicaron los medios de comunicación durante los días de secuestro? Su cobertura mediática primordial estuvo enfocada ¿en? ¿Hacia dónde estaba dirigida nuestra atención?

Olvidarse de las pérdidas de los nuestros es aceptar y cotidianizar la violencia que, estoy más que seguro, ninguno de nosotros quiere que siga sucediendo. Olvidando el luto se admite la indolencia o la ausencia de Estado y perdonamos a los poderes que podían ejercer alguna presión. ¿El Estado responderá y repondrá por lo que nos quitaron? Porque no se lo podemos exigir a nadie más. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: