El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.17/Sep/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Duglas Rangel Donoso

Todo el tiempo vigilados

24 de agosto de 2021 00:57

"La comunicación a menos que sea en persona y alejada de la tecnología, ha dejado de ser privada y eso es un problema serio". 
(Julian Assange)


Alguien está espiando y espiando nuestra información para obtener nuestros datos e información, ésto está sucediendo todo el tiempo y en cualquier sitio web existente. Nadie se salva, nada se salva. Todo lo que publicamos en Internet y en redes es susceptible de interceptar y obtener para fines siempre atentatorios a nuestra libertad y privacidad. Lo privado no existe en la red: nunca. Nuestra privacidad no existe como tal. No sólo nos espía el estado y sus instituciones.  Sino grupos políticos, empresariales, mafias delictivas, quien quiera espiarte: te espía, graba tus conversaciones, hackea tu cuenta de Facebook, Instagram, la que tengas. Incluso medios de información digital espían las cuentas de famosos entre deportistas y actores con la finalidad de divulgar información confidencial, secreta, personal para satisfacer el morbo de saber qué hace quién sea.

Todo es frágil, todo es vulnerable, todo puede saberse y sacar provecho de lo que se obtenga.

Decimos: "mi Facebook" que es la más común de la red social usada en el mundo. Publicamos fotos privadas de nuestras familias y amigos y así nos exponemos y exponemos a otros a ser vulnerados en nuestro derecho humano de la privacidad. Las redes sociales fueron creadas para vigilar lo que hacemos, ir chequeando nuestros puntos de vista y pensamientos. Tienen la finalidad de controlar nuestro pensamiento. Imagínese Usted, que podemos escuchar el audio del planeta Marte y ver las fotos de su exhuberante geografía y no van a saber los interesados en conocer lo que hacemos ya sea donde sea: en la cama, en el dormitorio, en el baño o ante Dios mismo.

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado