Siemens y sus problemas en Grecia

- 06 de diciembre de 2019 - 00:00

Comencemos con los hechos: 22 exempleados del consorcio electrónico alemán Siemens y el gigante griego de telecomunicaciones OTE (que ahora es propiedad de la compañía alemana de telecomunicaciones Deutsche Telekom) fueron sentenciados a entre seis y 15 años de prisión.

Siete de los condenados son alemanes, entre ellos Heinrich von Pierer, presidente de Siemens entre 1992 y 2005. El tribunal considera que los acusados pagaron sobornos a políticos griegos para que el grupo cerrara grandes acuerdos antes de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Pero Pierer apeló y el proceso continúa ahora en instancias superiores.

En principio, las decisiones de la Justicia griega deben ser respetadas. Pero también es verdad que en un soborno no está solo el que paga, sino también el que lo recibe con gratitud. Si bien los que pagaron ya se identificaron legalmente, todavía sabemos muy poco acerca de los beneficiarios concretos, ocultos hasta hoy.

Hasta ahora, solo dos políticos prominentes quisieron admitir su especial proximidad a Siemens: el socialista Tassos Mantelis, exministro de Transporte y Theodoros Tsoukatos, auditor del gobierno del partido socialista Pasok en la década de 1990.

Tsoukatos declaró que había recibido un millón de marcos alemanes de Siemens, pero no para beneficio personal, sino para financiar el partido. Según Tsoukatos, el aquel entonces todopoderoso Pasok habría recibido alrededor de $52,1 millones en donaciones de empresas privadas.

En el caso del soborno, Tsoukatos ya se libró una vez, dado que los delitos prescribieron. Sin embargo, el político socialista apenas fue recompensado por su disposición a hablar. “Los líderes del partido me convirtieron en chivo expiatorio y además en el blanco de otros partidos”, lamenta. Su declaración pudo provocar un debate sobre la financiación de los partidos. Pero no ocurrió.

¿Cuáles son las lecciones tardías aprendidas a raíz del gigantesco juicio a Siemens? Ya sería la hora de llevar a cabo un debate honesto en Grecia sobre el financiamiento de los partidos políticos. O al menos no evitar las preguntas críticas. (O)

* Tomado  de la DW

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:

Lo último de: Jannis Papadimitriou