Los señoritos

- 04 de agosto de 2018 - 00:00

Los señoritos son los directivos de elegante terno y corbata que aparecen ahora de manera cotidiana en los medios. Opinan como si tuvieran la verdad absoluta, hablan de millones de dólares de operaciones e inversiones. Aseguran que debe reducirse el tamaño del Estado, que son necesarios los acuerdos de libre comercio, sobre todo con Estados Unidos.

Los señoritos se agrupan en cámaras, de comercio e industria, en asociaciones de empresarios, en clubes privados. Son dogmáticos porque se creen dueños de la verdad, la mayoría maniqueos, pues piensan que los que opinan en contrario son ignorantes y necios. Algunos odian y son agresivos con quien les perjudicó, sobre todo cuando llegan a cargos directivos del Ejecutivo, de la Asamblea o como asesores.

Los señoritos son dueños de autos elegantes y mansiones caras. Solo piensan en incrementar sus utilidades, sus propios ingresos, para volverlos a invertir, libremente, en otras líneas, liberadas de impuestos. Por eso apoyan al actual Gobierno, y lo harán mientras les dé gusto en sus anhelos económicos y cumpla con limpiar de todas las funciones a quienes estuvieron ligados al Gobierno anterior. Saben que una vez que lo haya hecho no les será necesario.

Lograron que el Estado no intervenga en la industria, ahora que tampoco en el campo financiero, por eso la campaña contra los Seguros Sucre. Aspiran a que el Estado vuelva a la situación anterior en donde ni la educación ni la salud eran gratuitas y universales, para que se fortalezca la educación privada, como los servicios médicos privados de clínicas y hospitales, a los cuales contrata el IESS. Pero eso no es suficiente, sino que, pronto, incluso este debe pasar a manos privadas porque es rentable.

Los señoritos se sienten ahora poderosos, quisieran acabar con quienes se atrevieron a quitarles beneficios.  Creen que el Estado no debe invertir en los pobres, que son una rémora, para eso está la caridad cristiana, a practicarse recolectando fondos en cafés de sus señoras y en tómbolas transmitidas por la televisión. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: