El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.19/Abr/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Diego Salgado Ribadeneira

Seguridad ciudadana, un asunto local

31 de marzo de 2021 00:00

La seguridad es responsabilidad del Estado, sin embargo debemos comprender que para detentarla es fundamental la participación del sector privado, la academia y la comunidad para aportar y coproducir un ambiente de protección de la vida y de la propiedad, que permita a los ciudadanos convivir pacíficamente, sin miedo y alcanzar una mejor calidad de vida.

Aunque la comunidad exige acciones para su protección, las autoridades locales no se sienten responsables de la seguridad ciudadana. Se debe comprender que es primordial la participación activa, directa y contundente de los municipios, se espera que sean cercanos a la ciudadanía y que ellos conozcan cuáles son los principales problemas de sus vecinos y en dónde se producen. 

La problemática se agravaba porque en los municipios no existen estudios de inseguridad que diagnostiquen la verdadera situación de cada ciudad. No se saben si existen programas de seguridad ciudadana locales preventivos y coercitivos, no es de conocimiento público la presencia de recursos humanos especializados, ni la designación presupuestaria para el apoyo a la lucha en contra de la inseguridad, la gente no participa en el diseño y desarrollo de proyectos que aporten a mejorar su condición de vida.

A manera de ejemplo, en los años 90, los alcaldes de Bogotá, asumieron de manera directa el manejo de los problemas de seguridad y convivencia ciudadana. Implementaron un plan integral de seguridad y convivencia, que sin descuidar las funciones de control a las actividades delincuenciales a través del uso legitimo de la coerción, ejecutó proyectos orientados a la prevención y al mejoramiento de la convivencia ciudadana. Según expertos, este plan dio como resultado la disminución de los índices de homicidios de una manera ejemplar.

En el Ecuador existe el marco legal necesario, la Constitución garantiza el derecho a vivir en un ambiente de paz; y, el COOTAD, ordena a los alcaldes a: “Coordinar con la Policía Nacional, la comunidad y otros organismos relacionados con la materia de seguridad, la formulación y ejecución de políticas locales, planes y evaluación de resultados sobre prevención, protección, seguridad y convivencia ciudadana.” (O)

Te recomendamos

Las más leídas