El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.23/Oct/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas

José Velásquez

¿Ya estás mejor?

04 de noviembre de 2019 00:00

Embriagados de resentimiento hacia la autoridad de turno salieron a bloquear la vía. Quemaban banderas mientras recitaban la receta que les habían vendido. Por fin se habían despojado de la venda y la mordaza.

Si bien al principio les dijeron que la propuesta no era sostenible, otros se dieron cuenta que había un capital político por cobrar y empujaron el delirio. Es la historia contemporánea de nuestro país: hacerle creer a una masa humana que su error es un acierto.

Entonces, ¿cómo te va Santa Elena? Esta semana cumples 12 años de provincialización, lejos por fin de la indiferencia del prefecto Lapentti y de la lista 6. Es cierto que los esfuerzos se concentraban en otras áreas de Guayas. Es verdad que no supieron escucharte ni hacerte sentir integrada a un proyecto. Pero quizás es momento de preguntarse si ese era el camino.

Santo Domingo de los Tsáchilas nació como provincia un registro oficial más temprano pero su causa estuvo sobre la mesa desde 1966. Hubo tiempo para revisar la sostenibilidad del proyecto y evaluar el esfuerzo de Pichincha. Si suena como un divorcio es porque lo es.

Finalmente, el 83% de los habitantes de Santo Domingo votó por la separación en consulta popular. Santa Elena quiso contagiarse incluso sabiendo que el experimento había fallado en Orellana y Sucumbíos. Recién llegado a Carondelet, el presidente Correa les alzó la ceja y el pulgar. El día de la votación en el Congreso, el ministro del Litoral, Patiño, alentaba desde las barras mientras que Bolívar Castillo correteaba salivando en el Pleno.

Quizás nunca aprendieron que dividir nunca suma porque es una forma más sofisticada de restar. El abanderado Patricio Cisneros había sido alcalde de La Libertad desde 1996 pero renunció para ponerse al frente del nuevo Consejo Provincial en 2009. Lo jubilaron en 2018.  

Se hicieron obras importantes como el puerto pesquero de Anconcito, la Ruta del Spondylus y el hospital Liborio Panchana, pero dos de cada tres habitantes siguen sin estar afiliados al IESS. Una de cada cinco casas no está conectada a la red de agua y tres de cada cuatro no está conectada a la red de alcantarillado. La escolaridad sigue siendo baja.

Hoy Santa Elena le da una nueva oportunidad a los socialcristianos en la Prefectura. El tiempo se detuvo, pero a los próceres de la independencia sí que les fue bien. Ellos nunca perdieron. (O)

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado