El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.26/Sep/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Rosalía Arteaga Serrano

Recuento sí

Son diversos los ciudadanos, partidos y movimientos políticos que están solicitando el que se produzca el recuento, es decir la apertura de las urnas y la certificación, con los testigos y veedores necesarios, para que se vuelvan a verificar los votos, se recuenten y se comparen con los resultados preliminares.
23 de febrero de 2021 00:00

En democracia, como en la vida diaria, es necesario apuntar a las certezas, por el contrario, es decir la incertidumbre abona las suspicacias, las dudas, los desencuentros y hasta los desencantos.

En las actuales circunstancias en las que vive y se debate el Ecuador, me parece prudente el que se quiten todas las sombras de duda del proceso electoral, tanto del que se efectuó en la primera vuelta electoral, como de la segunda que se realizará en abril y avancemos en un proceso transparente que deje en paz a todos los sectores.

Son diversos los ciudadanos, partidos y movimientos políticos que están solicitando el que se produzca el recuento, es decir la apertura de las urnas y la certificación, con los testigos y veedores necesarios, para que se vuelvan a verificar los votos, se recuenten y se compare con los resultados preliminares, constantes en las actas que reposan en los tribunales electorales provinciales y en el Consejo Nacional Electoral.

Es lo más apropiado que se puede hacer para alejar las dudas, para verificar que todo se haya hecho conforme a la regla, y así satisfacer el deseo de diversos sectores involucrados en la lid electoral, pero también de la ciudadanía común y corriente, de tal manera que las certezas rodeen a todo el proceso electoral y se puedan dar los pasos subsiguientes encaminados a tener una clara y transparente justa electoral.

Decía con frecuencia mi abuela que “quien nada debe, nada teme”, y este adagio popular viene muy bien a colación en estos momentos. Si estamos seguros de que los procesos están bien hechos y dentro de la legalidad, no debemos preocuparnos de que se haga una doble constatación, y si es que se deben aclarar dudas y sospechas es una excelente decisión el proceder como lo que piden tantas voces en el país.

Hay quienes temen que los tiempos se alarguen. Yo creo que es preferible que se tome todo el tiempo necesario, el que se requiera para abundar en la constatación que declare las certezas.

No entiendo la posición de negarse a abrir las urnas electorales, creo que el bien y la tranquilidad del país así lo exigen.

 

 

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado