Desde el sillón del jazzman

- 22 de agosto de 2018 - 00:00

Los vientos ultraconservadores hacen hilacha las banderas del progresismo latinoamericano y sus razones. Como ayer en el desmadre del “socialismo real” se tumban monumentos y hay clamorosas mise en scène de gurúes vendiendo pescado podrido.

¿Retroceso para el olvido o confusión de aquello que se entiende por ‘avance social’? Sí, parece, porque las esquinas tienen otros análisis relacionados con la búsqueda cotidiana de su Madre de Dios. El barbudo de Tréveris tuvo razón: la historia apenas interpretada, sin torcerle el rumbo, causa efectos devastadores en quienes deberían ser los beneficiarios de los procesos de renovación, es decir, el abigarrado pueblo de barrios y parroquias rurales.

El liderazgo progresista farolero come rancio sus propios discursos y por fin entiende la metáfora de Silvio Rodríguez: la montaña parió un conejo. Y ahora, ¡restauración del anunciado anacronismo! La crisis económica es crisis política y desde la mesa del bar esquinero hasta los gabinetes de planificación se discute cuánto endurecer la calle, no vaya a ser que... ¿Cómo lograr eso de apretar sin asfixiar? La fórmula la tienen los dioses. Crítica y autocrítica de por medio.

A ver, el pueblo fue el pretexto radical, las corbatas el destino final: semillas sembradas en suelo árido traen estas magras cosechas. El progresismo se desgañotó cantándole al “Che”. Bueno, él fue el cimarrón mántrico de la sencillez y la austeridad personal, la imagen encanta, pero el canto biográfico compromete. ¿Emociones juveniles tardías o aspiraciones frustradas? Las respuestas corresponden a cada líder, mujer u hombre, y sus circunstancias.

Angelo Dundee y el golpe inadvertido que te patirrebea. Fue una instrucción para boxear y también sirve en el poliédrico escenario de Latinoamérica. ¿Estuvo previsto o no el borbollón de corruptelas en algunos países? La intención: manos limpias, corazones calientes y mente tranquila, de otros momentos revolucionarios, por ahora están en el umbral. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: