¿Cuán efectiva es una estrategia?

- 21 de febrero de 2019 - 00:00

Siempre es necesario fijar las prioridades estratégicas en todos los aspectos de la vida. Desde el plano personal hasta las trascendentales decisiones gubernamentales. Y para eso hay que evaluar cuán efectivas son dichas prioridades, de tal manera que se pueda fijar una agenda compartida por la organización y que permita implementar dicha agenda.

Las características de las prioridades estratégicas efectivas son pocas, pero vitales. En primer lugar, hay que limitar los objetivos a un número relativamente pequeño que permita enfocarse en los temas más importantes y que sirva como un fuerte mecanismo para lidiar con las dificultades que se originan entre metas conflictivas. Esto nos lleva a focalizarnos en el mediano plazo que requiere de tres a cinco años para ser cumplidos. Los objetivos anuales son normalmente muy tácticos, mientras que las metas de largo plazo son demasiado abstractas para proveer una guía apropiada.

Con esto podemos empujar nuestras prioridades estratégicas en iniciativas que posicionen a nuestra institución para que tenga éxito futuro, evitando impulsar los modelos de negocios o estrategias que funcionaron en el pasado. Pero una estrategia está basada en escoger adecuadamente los resultados, para lo cual deben atacarse rápidamente las negociaciones que tienen mayores consecuencias y son más difíciles de llevar a cabo. Normalmente contienen elementos con crítica vulnerabilidad y que son muy importantes para el éxito y más propensos al fracaso.

Los líderes deberán proveer una guía concreta de tal forma que usen las prioridades estratégicas para decidir en qué concentrarse y en qué no hacerlo. Y, sobre todo, definir aquello que debe parar su realización y no debe continuar, de acuerdo a una métrica muy bien determinada.

No hay duda de que las prioridades estratégicas efectivas alinean los equipos líderes de trabajo, pues proveen de un marco referencial para que la organización, como un todo, tenga éxito. Consecuentemente, todos los miembros del equipo de liderazgo deben estar de acuerdo. (O)