¿Por qué el italiano nos parece familiar?

- 09 de octubre de 2018 - 00:00

La razón es obvia. El italiano nos parece familiar, porque lo es familiar como lengua latina. Siempre hubo contactos entre España e Italia. El gran poeta castellano del siglo XVI Garcilaso de la Vega bebió los versos de Petrarca y esa influencia italiana dio un nuevo rumbo a la poesía de nuestro idioma.  

Políticamente España estuvo unida a la parte meridional de Italia varios siglos. La pronunciación católica del latín es la del italiano estándar, así que había familiaridad con los sonidos del italiano, al menos hasta 1964, cuando dejó de usarse el latín en la misa. En el siglo XX, el italiano mantuvo los lazos con el español. Antes y alrededor de 1900, la pobreza trajo cientos de miles de italianos a tierras americanas. Muchos fueron a la Argentina y, de paso, algunos al pequeño Uruguay. En la región rioplatense de Argentina influyeron tanto que colorearon al dialecto de Buenos Aires, para entonces ya distanciado del resto de América casualmente por la inmigración tardía de España. Claro que los argentinos del interior, como los habitantes de la culta Córdoba, conservaron el español del siglo XVI. Los oídos más finos dicen que los cordobeses hasta cantan como nuestros cuencanos. Lo cierto es que el dialecto más alejado del estándar es el de Buenos Aires. Hasta tienen su propio argot, el lunfardo. Y en el tango se conserva ese desvío de la lengua del dialecto rioplatense.  

En cambio, el español argentino que suena más familiar para nosotros está en las canciones de Leo Dan, de Santiago del Estero, en los Andes argentinos. Ahora pasemos a 1970 más o menos. El festival de la canción italiana en San Remo llega a nuestras estaciones de televisión e influye en la canción hispanoamericana. Allá se presenta José Feliciano, puertorriqueño de ascendencia italiana. Él canta en italiano, español e inglés. Las canciones italianas se traducen con facilidad al español y calzan perfecto con la música original. Daniela Romo canta en español “Yo no te pido la Luna”, una canción italiana. (O)