El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.2/Dic/2020

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas

Orden: Ajustarse la tanga

09 de octubre 00:00

En la actualidad, tal como está el mundo, una crisis no se le niega a nadie. Ni social, ni económica, ni económica-social o bien por mala praxis de sus gobernantes. Hasta Estados Unidos, deja ver focos de furia, fruto del desempleo y la retracción económica, contra la que aún nadie parece tener solución. Mucho menos Super-Trump, el presidente que lidió contra el Coronavirus, hasta considerarlo “una bendición”.

Europa raspa la olla de su longevo y exhausto Estado de Bienestar y si Noam Chomsky habló de posible guerra civil en Estados Unidos, el filósofo francés Michael Onfray, no la descarta en su país. Y Angela Merkel, no sólo tiene que lidiar con las economías desmadradas en España y en algunos de los socios europeos, sino con un creciente neonacismo, fruto de que tal cómo viene la repartija, no alcanza para todos. Lo dicho ya en este espacio: el mundo es un lugar peligroso.

Habrá que esperar a las elecciones de noviembre entre Joe Biden y Super-Trump para saber cómo hará valer su menguante poder en la mesa del juego global, ante Rusia y China. ¿Lo demás? Extras, decorado y escenografía pura en la escena mundial.

Sólo resta saber si el guion que nos ofrecen es para una película bélica o de terror. No falta la cuota de humor, negro o no. Esa la aportamos desde Argentina y desde alguna otra playa del globo, con un diputado que en las sesiones vía Zoom, catándole los senos a su esposa. De esa manera, Juan Ameri, pasó de diputado al primer catador oficial de siliconas. Made in Argentina. Fiel a nuestro estilo, no tendremos moneda ni futuro, pero siempre nos quedará algo para sostener nuestra bien ganada fama de vanidosos.

También hay resquicios para el grotesco. Si a las incongruencias de Super-Trump las enfrenta Biden al neofacismo de Jair Bolsonaro, en Brasil, surgido de la Iglesia Universal y de las redes sociales, alcanza con un youtuber. Felipe Neto, 32 años, 52 millones de seguidores en las redes, es el principal opositor al controvertido presidente. ¿La política? Bien, gracias. Convertida ya en materia prima para los arqueólogos.

Así las cosas, con o sin vacuna en el horizonte, se recomienda medirse la temperatura corporal, ajustarse la tanga y a enfrentar la cruda realidad. (O)