Nueva victoria popular

- 07 de febrero de 2018 - 00:00

La mayoría del pueblo votó Sí en la consulta. Eso exige todo un plan de acción inmediata, con la coordinación necesaria, entre las funciones del Estado. El Ejecutivo y la Asamblea tienen la responsabilidad principal. La puesta en marcha del nuevo Consejo de Participación Ciudadana y Control Social es la prioridad, y desde este, la evaluación de las autoridades de control y su gestión, así como la de elección popular, e innovar metodologías de selección y formas de rendición de cuentas.

A ello se agrega la puesta en marcha del plan económico ajustado, para defender y mejorar lo hasta ahora logrado, que permitió salir de la recesión y reducir el déficit fiscal, recuperar niveles de crecimiento y la ejecución de los programas sociales, como lo muestran las cifras del BCE y del FMI. El Gobierno refuerza su gestión con el apoyo popular recibido y se propone lograr acuerdos para beneficios del pueblo. Ha crecido el PIB y la capacidad adquisitiva que estimuló el consumo y se reanimará el sector de la construcción. Los ajustes fiscales van por la línea correcta y serán mejores los resultados si se renegocia la deuda y se revisan los contratos petroleros. No hay razones, como algunos creen o por lo que presionan, para cambiar el modelo.

Es claro que la derecha y su banca, así como cierta prensa y determinados grupos políticos y sociales, quieren imponer su propia agenda, a título de sentirse “ganadores” de la consulta. El pueblo organizado y Alianza PAIS reconstituida les saldrán al paso y avanzarán, defendiendo lo ganado, en función de los grandes objetivos de la Revolución Ciudadana (RC) y los intereses de la patria. Las fuerzas democráticas tienen la gran tarea de unirse para el efecto en un gran frente progresista. Por otro lado, se debe organizar en firme la ejecución progresiva de las revoluciones agraria y urbana, con las del conocimiento y el fortalecimiento de la salud y educación públicas.

Estímulos a la inversión productiva son indispensables, y la revisión de la política tributaria redistributiva para reactivar diversos sectores y generar empleo. La RC continúa, con el gobierno de Alianza PAIS al servicio del pueblo; es lo que corresponde con la nueva victoria popular alcanzada en la reciente consulta. (O)