El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.12/Jun/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Jéssica Jaramillo Y.

Nuestros derechos no dependen de una elección

13 de marzo de 2021 00:00

La credibilidad se pone a prueba en el giro de las campañas presidenciales, credibilidad que no se construye de un día para otro, sino que tiene que ver con actos coherentes con el discurso; así Lasso y Arauz la tienen difícil.

Sobre los derechos de mujeres es imposible creerle a Lasso, cuando él mismo habría presionado a sus Asambleístas para impedir la despenalización del aborto por violación en 2019 y sus declaraciones públicas de desacuerdo o cuando en la primera vuelta afirmó: “La chica tiene que arreglarse bonito, y cuando esté bien vestida y bonita consigue novio".

Hoy contrario a su discurso afirma: “es cruel que una mujer sea encarcelada...”, lo que es desmentido por su esposa María de Lourdes Alcívar cuando en twitter afirma que Lasso defiende la vida.

Pero Arauz tampoco gana puntos en este terreno, pues durante una década su gobierno con mayoría en la Asamblea Nacional comandada por Rivadeneira –“feminista radical”-, tampoco logró despenalizar el aborto por violación, seguramente porque “así era el Rafael”, justificando a quien mandó callar a sus compañeras.

Pero Arauz tiene una ventaja, su credibilidad aún no se ha visto comprometida, porque él no es Correa, ventaja que no es aprovechada porque su líder define la estrategia y comanda su campaña, ya que nadie puede opacar la luz del “rey sol”.

A Arauz le falta ser él mismo, y tender puentes con la socialdemocracia, los indígenas, los feminismos, el ecologismo, con la clase media, el empresariado y deponer esa sed de venganza del correísmo que asusta, le hace falta entender que estamos cansados de la bronca y desprenderse de los sectarios. Su candidatura si podría tender los puentes que Lasso no logra.

Finalmente para las mujeres, nuestros derechos no dependen de una elección, ni de las convicciones religiosas de los candidatos, nosotras hemos logrado cada avance en la calle, luchando, organizándonos y disputando espacios en donde le somos incómodas al poder político.

Contenido externo patrocinado