¡No todo depende del Presidente!

- 22 de abril de 2019 - 00:00

Finalizando enero de 2019, el presidente del CPCCS Transitorio y, de la FTCS, el doctor Julio C. Trujillo, presentaba su informe de Rendición de Cuentas ante el Legislativo. Conforme Diario El Comercio, el funcionario, en el desarrollo de la presentación, invitó al causante del “(…) grado de corrupción que extendió en el Ecuador” a que rinda cuentas al país.

En esa línea, él, en entrevista dada a inicios de mayo de 2018 para Ecuavisa, dijo: “(…) no hay institución en la que no hayan robado”. Se evidencia así que el funcionario tuvo voluntad y entereza para actuar, a partir de lo que iba evidenciando.

A inicios de este mes, el primer mandatario ecuatoriano reiteró públicamente a cinco miembros de AER su compromiso de dar guerra al fenómeno llamado corrupción, manifestando que: “(…) en el gobierno anterior se habló de la corrupción, (…) ¿Cuántos presos hubo? (…) Ahora hay bastantes presos y muchos fugados”, destacando, en este logro, su respeto a la actuación autónoma e independiente de los entes de control, pero insistiendo en que deben realizar su labor.

Acierto –del Ejecutivo–: convivir con las demás funciones estatales, sin someterlas, e incluso no interviniendo en posturas que podría no estar de acuerdo. Yendo más allá, el presidente Moreno ha actuado con valentía para identificar al fenómeno y, con transparencia para manifestar –cuando hubo necesidad– que cierta actitud estatal se torna sospechosa. No obstante, ¿Todo depende de él?

El 17 de abril, el señor Almagro, en la Sesión Protocolar del Consejo Permanente de la OEA resaltó los movimientos del gobierno ecuatoriano, en cuanto a la auténtica intención y radicalidad, contra ese “cáncer autoinmune” llamado corrupción. Ergo, no todo depende del Ejecutivo.

De paso, decir que hay voces inconformes con la actuación –para ellos– no tan rápida del Ejecutivo. ¿Y las otras Funciones del Estado? ¡Cuidado y estamos clamando porque retornen los abusos “del ayer”, tan criticados! (O)