El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.8/Mar/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Rosalía Arteaga Serrano

No hay que perder la esperanza

19 de enero de 2021 07:41

El Ecuador, a lo largo de su historia, ha demostrado una gran capacidad de resiliencia para salir de las crisis. 

Ahora nos encontramos en una encrucijada, una especie de cruce de caminos en donde tendremos que tomar una decisión que se efectiviza en una opción electoral. 

Cierto que muchos andamos en la búsqueda del candidato ideal, aquel que reúna todos los requisitos para enrumbar al país de la mejor manera en esta época de crisis, agudizada por la pandemia, pero también es verdad que no podemos dejar de ejercer el derecho al voto porque no encontramos las respuestas a todas nuestras interrogantes. 

Por ello habrá que fijarnos en las cualidades de liderazgo, en la honestidad, en la experiencia que acrediten quienes optan por las más altas  magistraturas, y en ellas incluimos la elección para miembros de la Asamblea Legislativa; para encontrar también a quienes puedan legislar teniendo en la mira el bienestar colectivo, evitando ser tramitadores de favores, o a la caza de beneficios personales, así como también el ejercicio de la capacidad de fiscalización, sin espíritu de revancha o lucimiento personal. 

La fiscalización tiene que ver con ese sistema de pesos y contrapesos que es tan importante en los regímenes democráticos. 

Dejar de lado el concepto de “la troncha” a la hora de elegir autoridades que hacen parte de las funciones de quienes ejercen los altos cargos, es también una demostración de madurez política que debemos exigir a quienes designemos como líderes. 

Y precisamente en ello recae la decisión de poner un título esperanzador a este artículo, en la posibilidad de encontrar el equilibrio entre los poderes del Estado, para que un sistema razonable de balance entre los mismos, no de mutua anulación, arroje líneas maestras de acción para conseguir los objetivos comunes que como seres humanos tenemos. 

Así es que entremos en un proceso de reflexión en estos pocos días que restan para entrar en la recta final de las elecciones, y hagámoslo con absoluta responsabilidad y consciencia.

Las más leídas