"Los principios y valores de los quiteños”

- 29 de agosto de 2018 - 00:00

Con el retiro del busto del expresidente Néstor Kirchner de la Plaza Argentina por parte del Alcalde de la ciudad -la misma que padecerá hasta el último día de su mandato de la incapacidad para gobernar y administrar la capital de todos; que además recibe la desaprobación absoluta de los quiteños por la mala gestión- se pretendió ganar unos puntos “marketineros”.

Si las razones esgrimidas tuvieran sustento, en esta ciudad y en todas no quedaría en pie ningún busto ni monumento, peor aquel que está en Guayaquil haciendo loas a un expresidente ejemplar en la violación a los derechos humanos. Pero observando un poco más allá de esta aventura mediática municipal, eso de usar como argumento el que: “Fiel a los principios y valores que siempre han defendido los quiteños y para preservar la integridad del espacio público”, es un despropósito. Si realmente conociera los principios y valores de los quiteños, ya habría renunciado a la alcaldía por el fracaso rotundo como “burgomaestre”.

Nadie en su sano juicio podría decir que Quito, la capital, está mejor que hace tres años. Quito se ha caracterizado casi siempre por tener buenos alcaldes, más allá de ideologías. Ha habido un consenso de que la ciudad debe ser cada vez más inclusiva y no vivir ni de la caridad ni de la beneficencia de las élites autodenominadas de “cepa”. Ahora vemos cómo se privatizan los espacios públicos, vendiéndolos a la mercadotecnia de las cadenas comerciales, etc. El otro argumento de “preservar la integridad del espacio público” que, más allá de la polémica del busto y su retiro, es tan complicado de entender. ¿Tendrá que ver con el desastre del sistema de transporte de pasajeros o con el quemeimportismo en los procesos de legalización de barrios o el vergonzoso sistema de recolección de basura? ¿Cuándo habrá un comunicado pidiendo disculpas a todos los ciudadanos por afectar gravemente el espacio público, desde donde se hace y construye la inclusión social con diversidad, que genera empleo digno y respeto por una ciudad de derechos y ciudadanos con derechos en la ciudad que no se reducen a los barrios acomodados? Es derecho de Quito recibir una disculpa por una administración fallida, que la pagamos y pagaremos todos y todas. ¿O la culpa es del difunto Kirchner? (O)