Vamos a mejorar el Twitter

- 02 de mayo de 2019 - 00:00

La semana pasada escribí mis quejas sobre el Twitter, lo cual fue controversial. Ahora me focalizaré en la forma como debemos encarar el rol que tiene esta red social como un explorador y conector de ideas, la importancia de este rol y las tácticas que podemos emplear para tener éxito en su uso.

El Twitter es un explorador de ideas. En primer lugar, identifica las ideas que se generan por expertos y fuentes externas. Y para eso usamos la analogía del sendero de migajas del famoso cuento de Hansel y Gretel que dejan para poder regresar a su casa.

Vamos a usar el método de las migajas de pan para construir nuestra propia red de Twitter y mantener siempre la pista de dónde nos encontramos con dicha red.

La diversidad que contienen los usuarios de la red Twitter nos conduce necesariamente hacia la innovación; siempre y cuando depuremos nuestra red para tenerla actualizada, desechando a los vendedores de humo y manteniendo solo a aquellos que aportan cambio e innovación.

Y claro, Twitter puede convertir débiles relaciones virtuales en poderosos lazos de comunicación, especialmente para ideas complejas. Para lo cual necesitamos continuar nuestras conversaciones en Twitter en reales encuentros cara a cara.

El Twitter es además un conector de ideas. Permite identificar oportunidades de negocios a partir de simples tweets con ideas. De hecho, los blogs caseros pueden diseminar tweets con ideas interesantes a una audiencia amplia de empresas e instituciones.

Por otra parte, dirige ideas muy relevantes de temas especializados, en tweets que llegan a los grupos de interés. Es necesario, sin embargo, validar la información técnica que poseemos con un grupo cercano de expertos.

Finalmente, Twitter protege nuestras ideas y las compara con los recursos que la compañía necesita para implementarlas. Esto se hace entrenando a los agentes de cambio de la empresa en desarrolladores efectivos de redes de Twitter y, sobre todo, que sepan compartir ideas estratégicas. (O)