El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.17/Abr/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Fausto Segovia Baus

Más allá del debate

25 de marzo de 2021 00:00

Todos recordamos el primer debate presidencial, en 1984, cuando se enfrentaron Rodrigo Borja Cevallos y León Febres Cordero, en el canal diez, en la segunda vuelta. El moderador fue Alejandro Carrión, el famoso y recordado “Juan Sin Cielo”, con el auspicio de la Asociación de Canales de Televisión y AER, una red de emisoras en todo el país. El debate de entonces fue decisorio para definir el balotaje en favor de León Febres Cordero.

El debate del domingo pasado, que contó con el auspicio del Consejo Nacional Electoral, fue obligatorio. Y no es cuestión de decir quién ganó o quién perdió. Las encuestas tienen estadísticas que ya se han hecho públicas, pero más allá de los resultados del debate la impresión general es que el formato utilizado fue rígido, con preguntas muy largas, respuestas cortas y videos intermedios con demasiada información, que dejaron vacíos al electorado en los cinco ejes escogidos.

Quedó pendiente el manejo de la economía y el papel del Estado, la gigantesca deuda externa, la generación de empleo seguro, los derechos humanos y en especial la violencia contra las mujeres, la corrupción y la impunidad, la salud en tiempos de pandemia y la reforma estructural de la educación, así como las relaciones internacionales, entre otros temas. El debate dejó una retahíla de propuestas –muchas de ellas sin financiamiento- y una cantidad de ataques personales sobre su accionar político anterior que no interesan a la opinión pública, pero que, supuestamente, otorgan adhesiones.

Más allá del debate al electorado le interesa –no recetas- sino directrices específicas sobre el combate a la pobreza y sus causas; la creación de plazas de empleo y la búsqueda de oportunidades en la construcción, la agroindustria, la exportación de productos no tradicionales y la defensa de la dolarización como mecanismo de seguridad jurídica y económica. En lo cualitativo faltó más contenido en el ámbito de la cultura, la educación y las nuevas tecnologías para superar la actual brecha digital.

Más allá del debate necesitamos menos preguntas y más respuestas, así como estrategias simples pero efectivas para cambiar el modelo de exclusión y discriminación. En otras palabras: menos democracia de palabras y más acciones trasparentes, eficientes y coherentes con el hoy y el futuro, sin perder las raíces. ¡Y más ciudadanía! (O)    

Te recomendamos

Las más leídas