Mandela, ejemplo de vida por la libertad

- 20 de julio de 2018 - 00:00

Nelson Mandela, sudafricano de nacimiento, planetario por su trascendencia, es uno de los mejores ejemplos en la historia de la humanidad de cómo luchar por ser libres y de respetar la libertad de los demás. Nos enseñó cómo ser libres en las peores circunstancias, si nos respetamos a nosotros mismos, sin dejar que nos dobleguen el espíritu. Lo más importante es decidir libremente sobre nuestro interior: nuestro cuerpo, conciencia y el espíritu.

Recogemos algunos de sus extraordinarios pensamientos sobre la libertad.

“La libertad es inútil si la gente no puede llenar de comida sus estómagos, si no puede tener refugio, si el analfabetismo y las enfermedades siguen persiguiéndoles”... “Un hombre que le arrebata la libertad a otro es un prisionero del odio, está encerrado tras los barrotes del prejuicio y de la estrechez mental”... “Ser libre no es solo liberarse de las propias cadenas, sino vivir de una forma, que respete y mejore la libertad de los demás”... “No hay camino fácil para la libertad en ningún lugar y muchos de nosotros tendremos que pasar por el valle de las sombras una y otra vez antes de llegar a la cima de la montaña de nuestros sueños”... “Dejad que la libertad reine. El sol nunca ha iluminado un logro humano más glorioso”.

El pensamiento y la vida de Nelson Mandela constituyen una unidad inquebrantable y un punto de referencia que pone al desnudo a quienes se consideran demócratas y peor revolucionarios y que actúan como líderes y dirigentes egocéntricos, autoritarios, despóticos, prepotentes, que miran a los demás y al pueblo con desprecio en nombre de la libertad. Esas personas están totalmente equivocadas y no debemos dejarnos engañar. La libertad es un largo camino con muchos peldaños. No puede haber atajos de actos tiránicos para acelerar la libertad, pues constituye una negación de su espíritu. En la pandemia de racismo que vive la humanidad, Nelson Mandela es una luz en las tinieblas. (O)