El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.19/Sep/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Fredy Lobato

Mamá, quiero ser youtuber

23 de noviembre de 2019 00:00

Será la frase que muchos padres ya han escuchado de sus hijos adolescentes. Y sin duda se ha vuelto una moda. En la era centennial que vivimos, eso está expandiéndose.

Los “Generación X” crecimos con series de ciencia ficción convertidas hoy en culto; mientras que los “Y” comenzaron a vivir los banales reality shows, que reemplazaron a las novelas estelares en televisión; y sus protagonistas convertidos en influencers, bloggers y youtubers: los virales del celular inteligente.

¿Pero es serio que en la era de las relaciones líquidas, eso es algo sostenible como oficio? Si emergió como hobby, se ha tecnificado y especializado. Actualmente es tan delicado, que debe profesionalizarse. Lo digo en serio ¿Por qué? Estos días el youtuber español Fortfast retó a los jóvenes a tener responsabilidad en los contenidos que manejan; y sobre todo, a ser creativos.

Pues, gente encerrada en cuatro paredes o con un teletrabajo, metida en tabletas, el smartphone y estresada con cuántos seguidores y likes sacará ese día, ya tiene efectos colaterales.

Los millennials vieron emerger de sus filas a la líder estudiantil chilena Camila Vallejo, hoy legisladora. Hubo una causa que hoy en redes sociales se vuelve viral, moviliza; pero suele ser anónima. Puede ser creativa, idealista o banal y destructiva.

En redes el contenido está siendo equiparable a lo que producen los medios masivos y el poder tacha de “prensa corrupta”.

Es bueno entender que la llamada “prensa corrupta” posee filtros y autorregulaciones; es formada por profesionales. Y en las redes no todos son profesionales.

Es diferente ser youtuber de cocina, del fitness, coach automotivacional o musical (porque son expertos), que aquel –anónimo– que genera contenidos que distorsionan, tergiversan, actúan por instinto y han generado caos o desinformación. Vivimos la era de las fake news y la muerte de la televisión nos verá sumergidos en un mundo donde literalmente todos comunican e influyen. (O)

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado