Los Avengers regresan a clases

- 29 de abril de 2019 - 00:00

No contiene spoilers:

No todos los cómics tratan de villanos que saquean planetas, que luego escapan, se esconden o viven en el Arkham de Latacunga. Que han mentido descaradamente pensando que no los vamos a reconocer, queriendo imitar al honorable Superman disimulando su identidad con solo un par de lentes para convertirse en Clark Kent.

La verdad es que a los buenos podemos dejarles pasar el asunto de los lentes, que tumben un par de edificios con tal de que nos salven de la invasión alienígena, y también ¿acudir a instancias internacionales para ayudar revertir las debacles económicas que dejan los gobiernos guasones?

Ahora muchos hijos de Thanos acusan a la administración de Lenín Moreno de ser “improvisada”, desinstitucionalizada, de que carece de comunicación con sus ministerios. En el caso, por ejemplo, de los altos cobros de las planillas de luz, cuando en la época villana se decía que había energía eléctrica hasta para regalar y hoy vemos que no es así. El alto cobro de las planillas nos perjudicó a todos.

Este Gobierno apuesta al ensayo y error, y no se queda en el error como lo haría un buen terco dogmático dictador. Posee la flexibilidad y resiliencia del Hombre Elástico para derogar resoluciones que afectan a los ciudadanos, desmarcándose de los villanos galácticos y tiránicos. Con razón los ciudadanos esperamos la devolución de los cobros de más.

Esto nos dice que es un gobierno que escucha, lo podemos intuir, que siempre debe evolucionarse especialmente en los temas que nos adeuda: empleo, vivienda, seguridad, anticorrupción, IESS, etc.

Asimismo, en el caso uniformes escolares se dijo al inicio que se beneficiaría con la gratuidad solo a los más necesitados, noticia que causó conmoción ciudadana. Muy rápido se rectificó o reafirmó, aclarando que el beneficio es para todos.

Por eso en este cómic los únicos superhéroes son todos esos niños y jóvenes que retornan a clases y que cruzan aún varios obstáculos, entre esos, obtener un cupo para poder estudiar. (O)