El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.30/Jul/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Cristian Bravo Gallardo

Los pesos de Arauz y Lasso

20 de marzo de 2021 06:32

La segunda vuelta está en marcha y las estrategias de los candidatos finalistas buscan generar el mayor impacto en el electorado, en un tiempo que para ambos resulta corto. Los resultados de la primera vuelta evidenciaron una reducción importante de apoyo a las tesis correístas, así como una pésima estrategia desplegada por Guillermo Lasso quien estuvo al borde de quedarse fuera del balotage final.

Al parecer, el correísmo tendrá mayores dificultades en la segunda vuelta. Hasta el momento, el crecimiento de Andrés Arauz ha sido menor al de Guillermo Lasso. Los escándalos de corrupción, el aparataje propagandístico, el autoritarismo y la persecución desplegada durante el correísmo, son hechos que están frescos en la ciudadanía. Ello ha llevado a un estancamiento de la candidatura de Arauz en las últimas semanas, sin embargo, la diferencia obtenida en la primera vuelta, le siguen dando mayores posibilidades de triunfo.

Los pesos de Arauz, van en el sentido de tener que desmarcarse de la figura de Rafael Correa, así se entiende el giro en su discurso al señalar con ansias que “el odio ya pasó de moda” y que su administración será independiente. Si bien el uso de la imagen de su líder y su voto duro le sirvió en gran medida para ganar la primera vuelta, está por verse si ello le bastará para lograr el objetivo en la segunda vuelta.

El discurso propuesto por Arauz se cae sin embargo con las declaraciones y tuits realizados por Correa, quien se mantiene en una posición de venganza hacia sus opositores; los ataques a figuras como Silvia Buendía y Carla Maldonado o a medios como Radio Democracia, Ecuavisa, y Teleamazonas así lo demuestran. Tener a Correa inactivo o callado será un reto en la estrategia que pueda desarrollar Arauz.

Guillermo Lasso por su parte, ha recuperado parte de su votación natural que migró a otras opciones en primera vuelta y que ha regresado para nuevamente hacer frente al correísmo. Ello le ha permitido un leve crecimiento en las últimas semanas, a pesar de no haber hecho mucho para generar ese crecimiento.

Los asesores del empresario, que le indicaban meses atrás que iba adelante en las encuestas, provocando una merma importante en sus números, al punto de peligrar su participación en segunda vuelta, han sido sustituidos, pero habrá que ver si la campaña creativa, llena de color y dirigida a públicos jóvenes es la que necesita el Ecuador.

Por ahora los pesos que recaen sobre Guillermo Lasso están relacionados a figuras políticas y del ámbito periodístico, que buscan a como dé lugar impulsar su candidatura. Ello, sumado al criticado proceso de vacunación en el país, aumenta el rechazo hacia su figura, considerada como cercana a las élites y a un Gobierno desgastado.

Las apariciones de Lasso en los últimos días solo y alejado de personajes como Jaime Nebot y de partidos como el social cristiano, parecen encajarse dentro de una estrategia que busca aligerar los pesos en su candidatura. Esta, sería una acción entendible, pues su principal aliado no generó el aporte esperado en primera vuelta.

De esta manera llegan Arauz y Lasso al debate de este domingo. Queda claro que las propuestas y emociones que puedan presentar y generar ambos aspirantes a Carondelet, serán determinantes para lograr mayor cercanía del electorado hacia sus candidaturas. Lo cierto es que en una campaña hay elementos que no siempre se pueden controlar y una de ellas es el entorno en figuran personajes que pueden llegar a convertirse en cargas demasiado pesadas. (O)

Contenido externo patrocinado