Loor al 1 de Mayo

- 02 de mayo de 2018 - 00:00

Los trabajadores en casi todo el mundo conmemoraron el sacrificio de los Mártires de Chicago, víctimas de la brutalidad del gran capital, y celebraron su día, vinculado a la reivindicación esencial de los obreros, reducción de la jornada de trabajo a 8 horas, defensa de su vida y porvenir, de su clase, que como dijo Juan Montalvo, es “la espina dorsal de la sociedad humana, por donde pasan los surcos más delicados y las sustancias de la vida”.

La lucha por estos objetivos desembocó en la gran huelga del 1 de Mayo de 1886 en Chicago, cuyos industriales gozaban de merecida fama de salvajismo. La huelga estalló de costa a costa en EE.UU., más de 5.000 fábricas fueron paralizadas y 340.000 obreros salieron a las calles y plazas por esa exigencia.

En el transcurso de la huelga, el 3 de mayo, en Milwaukee, cerca de Chicago fueron asesinados 9 obreros, y el 4 de mayo, en los funerales, que tuvo multitudinaria presencia, la Policía organizó una provocación, con un proceso judicial amañado, que empezó el 21 de junio de 1886; varios dirigentes fueron asesinados y otros condenados a largas penas de prisión.

Los que murieron ahorcados el 11 de noviembre de 1887 en la Plaza de Haymarket de esa ciudad fueron August Spies, Adolph Fischer, George Engel y Albert Parsons.

Los Mártires de Chicago son héroes mundiales que alentaron la lucha de los trabajadores por su organización y nuevas conquistas; por su rol histórico político de lucha junto a otras fuerzas, por una sociedad justa, de derechos, igualitaria; el reconocimiento pleno de sus conquistas y mejores condiciones de vida y trabajo. Su lucha está vigente.

En EE.UU. se estableció desde 1882, el primer lunes de septiembre, como el día de la “fiesta” de los que trabajan.

En estos tiempos hay más de 3.000 millones de trabajadores que crean la riqueza en el mundo; unos 1.500 millones de ellos trabajan en la agricultura, en pequeñas empresas familiares o como jornaleros temporales. Es una fuerza inmensa, motor del progreso; más gigantesca aún si se agregan unos 2.000 millones de adultos en edad de trabajar, en su mayoría mujeres; y más de 200 millones de jóvenes que buscan trabajo.

¡Loor al Día Internacional de los Trabajadores! ¡Por el respeto y ampliación de sus derechos! (O)