Leyendo Latinbarómetro

- 16 de noviembre de 2018 - 00:00

¿Cuál es la forma correcta de leer una encuesta de opinión? ¿Prestando más atención a la tendencia o al dato transversal-comparativo? La respuesta es ambas. Escribo esto en ocasión del último reporte de Latinbarómetro donde se ciernen dos interpretaciones. La primera resalta la tendencia donde el apoyo a la democracia en la región viene cayendo; y la otra, que resalta la posición relativa de los países en términos comparativos.

Primero, el contexto. Latinbarómetro tiene una ventaja frente a otras encuestas: es regular en contenidos y calendarios de publicación. ¿Por qué esto es importante? Porque es allí donde se debe tener cuidado cuando se lee una encuesta de opinión y a sus afanosos intérpretes. ¿Se han dado cuenta de que la mayoría solo aparecen en ciertos momentos cuando se quiere resaltar mensajes específicos? ¿Se han dado cuenta de que solo muestran una parte de la información y no lo que no conviene a sus clientes (visibles o no).

Esto se evita cuando existe un calendario regular de publicación (como lo hace la estadística pública) y cuando el formato de publicación es estándar. Latinbarómetro tiene defectos, pero en esto, destaca. Ahora bien, el mensaje del desgaste del apoyo a la democracia encaja en interpretaciones como las de Yascha Mounk.

Sin embargo, ese razonamiento se da en el contexto del surgimiento de populismos en Europa y EE.UU. No hace falta ser un erudito para darse cuenta de que es un tejido distinto al nuestro. Es por esta razón que rescato la necesidad de leer especificidades de cada país en sentido relativo-transversal, sin perder de vista la tendencia. Por ejemplo, según la encuesta, hay una distancia abismal en el desencanto hacia la democracia entre Ecuador y Brasil.

Tanto la información histórica como la comparativa es válida, sea que la lectura termine siendo optimista o pesimista. Cualquier otro intento por validar solo un panorama provoca sospechas del porqué del desespero. Bourdieu ya lo dijo: Las encuestadoras y sus voceros son agentes políticos. Como tales deben ser tratados. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: