Lenín

- 13 de abril de 2016 - 00:00

No me refiero al revolucionario ruso, líder mundial del socialismo; si no a Lenín Moreno Garcés, vicepresidente de Alianza PAIS (AP), humanista, leal a la Revolución Ciudadana (RC), patriota y demócrata, que reconociendo todo lo bueno e importante que se ha logrado en estos 9 años, a lo que contribuyó, plantea identificar errores para corregirlos y volver a los movimientos sociales, a los trabajadores e indígenas, para beneficio del proceso, en camino al socialismo.

En su carta al movimiento en el marco de las ‘conferencias ideológicas’, recomienda la necesidad de la autocrítica e ideas innovadoras, para refrescar y hacer sólida y democrática la organización y relanzar, con los ajustes necesarios, sus planes y programas, a fin de defenderla y desarrollarla, con mayor apoyo popular.

Sus cualidades y trayectoria lo califican como idóneo y la mejor opción; y decidido como está, a aceptar el reto de ser candidato a la Presidencia, si AP democráticamente lo resuelve. Se han difundido sus reflexiones, que fueron debatidas por un amplio y diverso colectivo, reunido en Quito el sábado pasado, en el que participé.

Se destacó que la RC, junto al proceso de democratización del Estado, ha sentado sólidas bases materiales (infraestructura diversa) e institucionales (nueva Constitución y leyes democráticas) que han permitido avanzar hacia el objetivo central de un nuevo Ecuador.

Hay coincidencia plena con sus propuestas para mejorar el programa y la organización, necesarias para el relanzamiento de la RC y de AP, entre otras.

Sacar al país adelante, en la actual coyuntura internacional adversa, con soberanía y la conducción reguladora del Estado, con base en un plan y amplio acuerdo nacional, con todas las fuerzas democráticas que aman a Ecuador, por el empleo y la producción, fortaleciendo el poder popular. Esto es base para la transformación productiva, que deje atrás el modelo primario exportador dependiente, para impulsar el desarrollo industrial, con innovación tecnológica y fortaleciendo el conocimiento.

Potenciar la Economía Popular y Solidaria, dándole la alta prioridad política que tiene.

Fortalecer las políticas sociales redistributivas y de equidad, lo que implica consolidar la banca pública, democratizar el sistema tributario, reforzar las empresas públicas, impulsar la Revolución Agraria, que a su vez implica cambios en las estructuras de propiedad y apoyos masivos para mejorar la producción y la productividad, lo que contribuirá a mejorar el desarrollo ordenado de las ciudades, sobre la base de modelos democráticos e integrales.

Mantener y ampliar la política internacional solidaria, antiimperialista, sabiendo que la economía mundial, como afirmó Eduardo Galeano, “es la más eficiente expresión del crimen organizado. Los organismos internacionales que controlan la moneda, el comercio y el crédito, practican el terrorismo contra los países pobres, y contra los pobres de todos los países”.           

Por todo esto los bolivarianos y alfaristas (ABA) apoyamos a Lenín Moreno, como potencial gran candidato por AP para Presidente de Ecuador, sabiendo que cuenta con diversos y masivos apoyos y reconocimientos, dentro y fuera del movimiento; que es solidario, leal a la RC y garantía de su continuidad.

AP deberá tomar la decisión, en un marco de altura y respeto para todos los candidatos; y sobre todo, de unidad, necesaria para derrotar la restauración conservadora, que cuenta con apoyo de la banca, grandes medios y el poder imperial. (O)